El ciclista profesional Vanhoucke agredido por entrenar en bicicleta por la carretera

26125
Vídeo: Brutal accidente en un carril bici que se encontraba en obras
Imagen de archivo.

El ciclista profesional del equipo Lotto Soudal Harm Vanhoucke, ha denunciado y pedido ayuda en las redes sociales por la agresión que ha sufrido por un conductor al que no le pareció bien que estuviese entrenando en bicicleta mientras otros están encerrados en sus casas.

El joven ciclista belga de tan solo 22 años de edad continúa con sus entrenamientos en Bélgica, país que si permite pasear o montar en bicicleta a sus ciudadanos durante la alerta por la pandemia del coronavirus.

Pero hay personas a las que este tipo de actividades no les parecen bien, y se toman la justicia, si es que se puede llamar así, por su mano.

Según comenta el propio Vanhoucke, ayer sobre las 12 de la mañana, cuando se encontraba entrenando por Aalbeke, al oeste de Flanders, una furgoneta negra a manos de un conductor de unos 40-50 años le increpó.

Tras sacarle de la carretera, se bajó de la furgoneta y comenzó a increparle con intención de agredirle. Tras pedirle que se alejase, este comenzó a golpearle y darle puñetazos en la cara.

Vanhoucke ha pedido ayuda en las redes sociales para tratar de localizar a este energúmeno.

¿Hay más odio al ciclista en estos momentos?

Estamos viendo y notando cierto incremento del «odio al ciclista» tanto por medios de comunicación, como en las redes sociales, así como también de algunos agentes de la autoridad, y gran parte de esta culpa la puede tener aquellos que se aprovechan de la situación para darse una vuelta en bicicleta.

Pero hay que recordar, que en España no está prohibido desplazarse en bicicleta, siempre que sea al trabajo o a realizar las labores recogidas y permitidas dentro del estado de alarma.

Así que si ves un ciclista por la carretera o desde tu ventana, lo primero que debes pensar es que está realizando una de estas actividades permitidas, no que está «paseando».

Cuando todo esto acabe, tendremos que seguir en la lucha por primar el uso de la bicicleta frente al coche privado. Y más nos vale que entremos TODOS por el aro, nunca mejor dicho, cuanto antes.

El planeta y todos sus habitantes lo necesitan. La bicicleta es necesaria.