Crónica Transgalaica Cotobade 2016 por Silvia Blanco ( Saracen – Iberobike)

70
Crónica Transgalaica Cotobade 2016 por Silvia Blanco ( Saracen – Iberobike)

Crónica Transgalaica Cotobade 2016 por Silvia Blanco ( Saracen – Iberobike)

Épica! Con esta única palabra podría describirse el arranque de la Transgalaica 2016; la primera competición del año y el mal tiempo no quiso perdérsela. El día anterior, Cotobade se despertaba blanco, lo que suponía amenaza para la carrera, aunque por la tarde confirmaban que podría celebrarse sin problemas, y todos respirábamos ¿¿¿”tranquilos”??? Estaba decidida a correrla, costase lo que costase, pero las condiciones no eran las mejores y temía alguna desastrosa caída…

Crónica Transgalaica Cotobade 2016 por Silvia Blanco ( Saracen – Iberobike)

El domingo amanecía oscuro y lluvioso, con el mercurio rondando los 0 grados, y los valientes bikers dudaban sobre qué ropa llevar antes de que dieran la salida; yo, desde luego, no pensaba pasar frío, así que me vestí con la equipación Madison de invierno, doble capa de calcetín y, por no arriesgar, también metí unos sotoguantes…jeje. Los nervios eran visibles, y podían sentirse los watios concentrados en los grandes corredores gallegos de BTT, como Brandán Márquez, Javi Busto, Manuel Parada, Alex Trasbach, José Manuel Bestilleiro…entre otros muchos gallos de pelea.

Crónica Transgalaica Cotobade 2016 por Silvia Blanco ( Saracen – Iberobike)

Recogida rápida de dorsal y preparación de la bicicleta para la inminente salida; tiempo para dar unas pedaladas de calentamiento y a colocarse rápidamente en el cajón de salida, donde se agolpaban más de 400 corredores; las féminas salíamos en el tercer cajón, y este año las valientes superábamos las 20…da gusto ver como cada año más chicas se animan a vivir este mundo que tanto nos aporta!

Un pequeño contratiempo retrasa la salida; la luz se va y el crono se apaga… y, para más inri, empieza a llover. ¡Y yo sin chubasqueroooo!!! Unos 5 minutos más tarde de lo esperado, dan el pistoletazo de salida, y las bestias salen zumbando…me concentro en no caer con la estampida e intento no quedarme al final de la cola; bucle rápido de unos 3 km y de nuevo paso por meta para iniciar el crono. Veo que me adelantan muchas chicas, pero no puedo forzar más la máquina, pues el pulso está por las nubes; antes de llegar a la calzada romana, doy alcance a dos de ellas y las saludo con el aliento que me queda. Momento crucial, calzada romana y tapón inevitable…toca echar pie a tierra y avanzar lo más rápido posible sobre las piedras mojadas que parecen cubiertas de jabón.

Crónica Transgalaica Cotobade 2016 por Silvia Blanco ( Saracen – Iberobike)

En algún punto es posible volver a montar, aunque pronto el embotellamiento obliga a bajarse de nuevo…así que vamos como a San Fernando, un ratito a pie y otro caminando! Una vez superado este tramo, toca rodar a velocidad, lo que antes era un punto fuerte para mí, pero ahora se convierte en sufrimiento por los continuos botes que sobrecargan la muñeca; aun así, me defiendo bastante bien y logro disfrutar de ese terreno rápido…

Crónica Transgalaica Cotobade 2016 por Silvia Blanco ( Saracen – Iberobike)

Como lo bueno siempre se acaba, de pronto cruce a izquierdas y repechaco infernal de hierba entremezclada con barro; parece que la bici se mantiene inmóvil y el plato 32 obliga a apretar los dientes! Intento no mirar hacia arriba para no desfallecer, pero la fuerza vuelve a mí cuando veo un fotógrafo en lo más alto, todo por la gloria!!! Tras este repecho, seguimos ascendiendo, aunque la pendiente ya no es tan dura y, tras un falso llano por pista ancha, entramos en una zona ratonera entre pinos que hace olvidar lo sufrido anteriormente. Ya queda menos para finalizar la primera parte, aunque todavía faltan las zonas más embarradas y peligrosas… Seguimos rodando por zona rápida, hasta llegar a la última subida de la vuelta, un tramo complicado por el barro y las piedras húmedas, pero que consigo superar sin demasiada dificultad;  ahora solo queda algún repecho y bajada por zonas embarradas que no dejan  ver por dónde va la bici, por lo que intento no arriesgar demasiado.

Crónica Transgalaica Cotobade 2016 por Silvia Blanco ( Saracen – Iberobike)

Y así, sin darme cuenta, paso por meta a tiempo de iniciar la segunda vuelta.  El corte no ha podido conmigo, y estoy decidida a finalizar como sea, así que, ayudada por los ánimos de la gente, sigo adelante con todas mis energías.

Lo más doloroso, desde luego, tener que afrontar de nuevo la calzada romana, sobre todo porque en esta última vuelta la mala suerte hace que mi rueda delantera resbale y me vaya al suelo, cayendo encima de la mano lesionada. Me asusto un poco, pero tras comprobar que solo está resentida y que me deja continuar, me levanto y sigo mi camino. Cuando veo que solo faltan 3 kms para la ansiada meta, mi corazón da un salto en el pecho; me siento inmensamente feliz de poder finalizarla y tener tan buenas sensaciones.

Crónica Transgalaica Cotobade 2016 por Silvia Blanco ( Saracen – Iberobike)

Contenta por esa 6ª posición en féminas, pero sobre todo por haber conseguido superar un reto! Desde luego, lo importante es no rendirse y seguir adelante; da igual la posición en la que llegues, lo mejor de la carrera es llegar y saber que has dado lo mejor de ti mismo!