Los ciclistas se plantan en el Giro de Italia

1129
Los ciclistas se plantan en el Giro de Italia
Algunos equipos y ciclistas han decidido que no estaban dispuestos a completar la etapa de hoy en el Giro de Italia.

Que conste de antemano, que pese a informar de lo sucedido esta mañana en el Giro de Italia, esto también es una opinión personal.

A diez minutos del comienzo de la kilométrica decimo novena etapa de hoy, con 258 km de distancia entre Morbegno y Asti, y tras recorrer los primeros 10.000 metros neutralizados, varios ciclistas en nombre del pelotón han decidido plantarse ante la organización.

Entre estos equipos se encontraban el Lotto-Soudal y el Ag2r con ciclista portavoces miembros de la CPA (Asociación de Ciclistas Profesionales).

El problema parece ser que no estaban dispuestos a pedalear durante casi 260 km bajo la lluvia y el frío.

Ante el plante, en el que los ciclistas se han subido a los autobuses de sus respectivos equipos, el Giro ha decidido acortar la etapa 100 kilómetros, retrasando la nueva salida a las 12:30 de hoy.

La decimo novena etapa del Giro de Italia volverá a salir desde las inmediaciones del Lago de Como, en concreto desde Abbiategrasso, y terminará en Asti pasando a tener únicamente 124 kilómetros.

Desde Italia llegan noticias de que algunos equipos no están de acuerdo ni con la decisión de la CPA ni con la del Giro de Italia de hacerles caso, pues tenían esta etapa preparada desde hace meses y de esta manera se ven perjudicados.

Y es que todo el pelotón y el resto del mundo conocía el recorrido de la etapa desde hace muchos meses, por lo que quejarse ahora porque llueve es algo realmente sorprendente.

Como ya ocurrió en la primera etapa del Tour de Francia 2020, cuando un equipo decidió parar la carrera por que la carretera estaba mojada y era peligrosa, los ciclistas están tomando el mando poco a poco la sartén por el mango.

Pero el mango de la sartén es muy corto, y pueden llegar a quemarse.

Lance Armstrong ya animó a los ciclistas profesionales en activo que debían tomar el control del circo, sobre todo de los patrocinios de las grandes vueltas, donde todo el mundo gana bastante dinero menos los ciclistas.

Pero plantarse por que llueve o hace frío a mi entender no es de recibo. En una gran vuelta, y más en las fechas en las que estamos, se sabe a lo que se va, que no es otra cosa que sufrir.

Se corre al aire libre, puede llover, granizar, haber múltiples etapas de fuerte viento, y mil y una situaciones que supone salir a la carretera durante veintitantos días sin descanso.

Que es larga, si, pero como digo, ya se sabía que era larga hace muchos meses y nadie se quejó. Que vienen de una etapa de alta montaña con más de 200 km, también se sabía. Que mañana vuelve la montaña y otros 200, también se sabía, además de que esta última ha sido modificada por las restricciones sanitarias.

El frío y la lluvia no pueden ser escusa para montar en bicicleta ni para competir. Si alguien no quiere salir por que no le gusta mojarse, no le sienta bien el frío o no quiere enfermar, está en su derecho, pero sabía de antemano a lo que venía.

Suerte han tenido que no les ha nevado encima ni ha llovido prácticamente ningún día.

Y sí, los ciclistas profesionales no son marionetas, y nadie quiere verles pasarlo mal, pero parar una competición de este nivel solo por que una etapa que ya se sabía que era larga, amanece lloviendo, no es de recibo.

Seguramente se me escape a mi y a muchos algunos otros motivos de los ciclistas, pero existiendo varios equipos que no están de acuerdo con la decisión de parar y acortar la etapa de hoy, es el claro ejemplo de que aquí se hace lo que unos quieren, que en mi pueblo se llama boicot.