¿Que había en el asfalto de las carreteras francesas en la primera etapa del Tour de Francia?

Los días de lluvia no han hecho más que comenzar, como el Tour...

1345
Que-habia-en-el-asfalto-de-las-carreteras-francesas-en-la-primera-etapa-del-Tour-de-Francia
Tony Martin, el nuevo patrón del pelotón de ciclistas del Tour de Francia 2020 mandó parar la carrera por la peligrosidad del asfalto mojado.

De todo se ha escuchado por radio, televisión y prensa escrita. Gasoil, gasolina, aceite de motor, barro, hasta el famoso gel hidroalcohólico hemos escuchado nombrar a algún periodista.

Pero lo que había en las carreteras que rodean la ciudad francesa de Niza, desde donde ha partido la primera etapa de este polémico Tour de Francia, no era otra cosa que ciclistas.

Aunque según Pedro Delgado y Carlos de Andrés, unos parecían más ciclistas que otros.

Y es que si no has podido ver o escuchar la retransmisión de la etapa, tras hacer acto de presencia la lluvia, la carrera se ha vuelto un caos con infinidad de caídas.

Los ciclistas paran la carrera (algunos), la organización no dice nada

Con los brazos en alto, el ciclista del Jumbo-Visma, Tony Martin, mandaba al resto de los 175 ciclistas del pelotón internacional que levantase el pie del acelerador si no querían caer todos.

Según pareció, Primoz Roglic, su jefe de filas, se puso a su altura para confirmar las órdenes.

Pero algunos no temían a la lluvia y a lo que fuese que hubieran echado sobre el asfalto.

«Si no quieres correr, ve más despacio«, o eso dio a entender Miguel Ángel López del Astana, quien hizo caso omiso a las órdenes de neutralizar la carrera del Jumbo-Visma hasta que pasó lo que pasó.

Superman no podía volar hoy, o quizás sí

A los pocos minutos, Miguel Ángel López, junto a dos de sus artilleros del Astana que bien saben lo que es montar en bicicleta de carretera bajo la lluvia, como son Omar Fraile y Gorka Izagirre, siguieron como si nada, bueno, hasta que López patinó con su bicicleta y por poco no lo cuenta.

No les quedó más remedio que aflojar y atender a la nueva normativa de carrera, dictada por el Jumbo-Visma.

Al menos pudimos disfrutar de un gran esprín en la meta de Niza, no sin antes vivir algunos momentos más de tensión por las caídas, incluso con la carrera neutralizada.

El pelotón parece unido, o esa es la impresión en todas las declaraciones que han hecho corredores y equipos tras la etapa, pero otra cosa bien distinta son los aficionados.

Estos llevan esperando con ansia el ansiado Tour (siendo redundantes), y desean ver espectáculo, escapadas, desfallecimientos, sorpresas y emoción.

Hay quienes opinan que si no quieres arriesgar cuando el asfalto patina, tienes la opción de ir más despacio, otros creen que hubiese sido una catástrofe aún mayor que la vivida hoy y que el parón era necesario.

Y es que cuando llueve con el asfalto sucio de meses «sin fregar», aquello se convierte en una pista de patinaje sobre hielo.

Hoy las predicciones daban 0,8 litros por metro cuadrado de precipitaciones.

¿Sabes cuántos litros dan para mañana?