Tipos de candados para bicicletas. ¿Son mejores los candados con alarma antirrobo?

No y hay candado de bicicleta infalible, pero si algunos mucho más seguros que otros.

803
Tipos-de-candados-para-bicicletas-Son-mejores-los-candados-con-alarma-antirrobo
Asegurar nuestra bicicleta en la vía pública es algo más que poner un simple candado. Elegir el mejor candado es primordial, pero también seguir algunos consejos básicos para evitar que nos roben la bici.

En el mercado existen multitud de candados para bicicletas: De alambre, cadenas, plegables, en forma de U, de llave, con combinación secreta y hasta con huella dactilar.

Como todo en la vida, algunos tratan de proteger sus pertenencias y bienes, y otros siempre buscan la forma de romper dicha protección, en la mayoría de los casos, para hacerse con el bien ajeno.

Podría aplicarse el dicho de «hecha la ley, hecha la trampa», y es que no existe el candado antirrobo perfecto, pero hay muchos que se les aproximan.

Como recomendaciones para evitar que nos roben la bicicleta, tenemos este artículo donde te damos 10 consejos para que esto no ocurra.

Si los cumplimos medianamente, será bastante difícil que nos quiten la bicicleta, tanto en la calle como en un trastero o casa.

Para ello, es necesario tener un candado en condiciones, tanto para evitar los robos como para ponérselo lo más difícil a los ladrones.

Estos, al igual que ha ido avanzando la seguridad de los candados, han sofisticado los métodos de robo.

¿Cuál es el candado mas seguro para bicicleta?

Vamos por partes, de menos seguro a más seguro, aunque alguno son bastante similares y existen muchos tipos, podemos agruparlo en cuatro categorías:

  • Candados de cable de acero:

El candado de alambre o cable de acero, no es muy recomendable para asegurar una bicicleta en la vía pública.

En este caso, da igual si es de combinación de número secreto o con llave, pues el principal problema es que se puede cortar con unos grandes alicates o una cizalla en menos de un abrir y cerrar de ojo.

Como bien te comentamos aquí, son útiles como candado secundario para asegurar una rueda o el sillín cuando nuestro candado principal no puede abarcarlos.

  • Candados de cadena de eslabones

Algo más robustos que el anterior, aunque depende mucho del tipo de metal usado en los eslabones.

Se pueden cortar con algunas cizallas y también con radiales de mano o de batería de pequeño tamaño.

Hay ladrones menos sofisticados que con una sierra de metal son capaces de cortarlo con algo de tiempo.

Lo bueno, al igual que los de cable, es que se puede enrollar o colocar en cualquier parte de la bicicleta para transportarlos.

  • Candado plegable o articulado

Aquí ya entramos en una categoría superior.

Los candados plegables cuentan con varias placas de acero unidas por unos remaches difícilmente quebrantables.

Las placas, por su grosor, material y disposición, son bastante difíciles de cortar con una radial.

Lo bueno, se pliegan y se pueden colocar con una funda que incorporan al cuadro o los anclajes del portabidón de la bici.

  • Candado en forma de U

Lo importante de este candado con forma de U es que el acero empleado sea de buena calidad.

Por su grosor, cortarlo es muy difícil, por lo que se necesitarán varios minutos con una buena radial y puede que más de un disco.

Los más famosos son los Kryptonite, de los cuales ya te hemos hablado en alguna ocasión.

Pesan bastante y también suelen abultar lo suyo, por lo que transportarles es complicado según que bicicleta.

¿Cuál es el problema de los candados en forma U para bicicletas?

Para un buen ladrón, no hay candado que se le resista.

Si tiene cerradura, encontrarán la forma de hacerlo, como en el caso de este Kryptonite:

Hay que ser realistas, y más dejando la bicicleta en la calle durante horas, siempre correremos el riesgo.

Para minimizar este, lo mejor es seguir estos 10 consejos al pie de la letra:

Los candados con alarma añaden una capa más de seguridad.

Tienen detector de manipulación, y basta que alguien mueva levemente el candado o trate de abrirlo para que comience a sonar un sonido estridente imposible de parar.

Esto alertará a las personas que se encuentren cerca, y evitará que muchos ladrones insistan en quebrantarlo.

Usar un candado con alarma integrada es muy recomendable.

La suma de las protecciones siempre será mejor que el mejor candado de bicicletas del mundo.