Crónica Maratón Montes de Sella 2017 por Silvia Blanco (Iberobike – BH bikes by Atika)

218

Dicen que a veces es bueno cambiar de aires, y como me gusta seguir los buenos consejos, este año me animé a conocer un poco más los montes vecinos. Con la excusa de la carrera y poder juntarme con una de las mejores personas que he conocido en la vida, la loquilla de Paula… jajaja. Tan emocionada estaba por nuestra visita que hasta contrató una orquesta para celebrarlo!!! Y así empezó un fin de semana inolvidable…
El domingo, Ribadesella se vestía de fiesta, con 900 ciclistas ansiosos por conocer el maravilloso recorrido que nos tenía preparado el Bike Maratón Montes del Sella. Llegamos a la salida por los pelos… y nuestra suerte fue que a las chicas nos cedieron las primeras posiciones, algo muy cómodo para no pillar tapones, que los iba a haber y muchos!!! Tras algunas fotos de inicio, dan la salida, y nos lanzamos tras los quads encargados de controlar el tramo neutralizado… Con mucho cuidado para evitar caerme, voy en tensión en estos primeros kms, donde la gente me pasa por todos lados y, de pronto, repecho casi vertical que pone a cada uno en su lugar. Mi pulso por las nubes, y concentración a tope, hasta que escucho una voz que me anima; menuda sorpresa a girarme y ver que era Jon Erguin!!!

Tras un bucle por Ribadesella, entramos en un camino encharcado, donde ya empezamos a probar el barro… La primera parte consistía en una serie de repechos arriba y abajo, para ir calentando las piernas, vamos. Pronto comenzaba una subida continua, donde poder llevar un ritmo agradable y, durante este ascenso, voy viendo a Paula delante, aunque las patas no me dan para poder alcanzarla. En un punto de la subida, me alcanza Xisco, que ha tenido que remontar después de salir atrás del todo; me saluda y se aleja a buena velocidad. Tras varios kms, empezamos a bajar durante largo rato, el terreno es rápido y sin dificultad… hasta que llega la zona complicada… caminos de fincas con hierba, piedra mojada y barro… combinación perfecta; pa caerse de la bici, claro! Jajaja. De pronto, veo a Xisco en un prado a todo darle al bombín… vaya por dios, después del calentón que se metió! No necesita ayuda, así que continúo adelante, intentando mantener el equilibrio, pero disfrutando al mismo tiempo.

La ruta nos va regalando un paisaje asombroso y la dureza empieza a hacerse notar, con subidas y bajadas continuas que desgastan las piernas… pero toca ahorrar energías para afrontar la subida más importante! A mitad de ruta, más o menos, empezamos a ascender al segundo pico, el Fitu, primero por carretera, y luego por camino con piedra… Entre medias, los tramos de hormigón hacen presencia y las pendientes aumentan por momentos. La gente anima en las cunetas, dando fuerzas para seguir adelante.

Y llega el plato fuerte, el ascenso al Bustaco!!! Si creía haberlo visto todo, estaba muy equivocada… las empinadas rampas, primero por camino y luego por hormigón, hacen que mis piernas vayan al límite, tanto que en los últimos metros ya no pueden más y finalizo la subida caminando!!! Uff, menuda petada! Eso sí, todo el sufrimiento se olvida al llegar a la cima, cuando la inmensidad de la costa se alza ante mis ojos.

Y llega la mejor parte, el descenso! Terreno con piedra suelta y ratonero, donde la técnica es parte fundamental, bajadas verticales con pedruscos inmensos… En una de estas bajadas, un velocípedo con pocos modales, me pasa rozando y casi me tira; la mala leche se apodera de mí y le dedico unos palabros poco finos. Eso sí, al final se disculpó, pero no se libró de la bronca! Jajaja.

Me dejo llevar en las bajadas, con muy buenas sensaciones, aunque los rebotes hacen que mis brazos se sobrecarguen… Por suerte, más adelante, llegamos a una zona rodadora donde pedalear a tope y descansar un rato la tensión de la bajada. Descenso hasta la playa de Vega, rodeando ésta para continuar nuestro camino hasta Ribadesella, no sin antes sufrir unos últimos repechos malditos que acaban con mis fuerzas.

Entro en meta con una gran sonrisa, después de haber disfrutado un recorrido espectacular, y el recibimiento grandioso con un avituallamiento de lujo; hasta jamoncito recién cortado tenían! Ummmm.

Muy de agradecer el premio especial para las chicas! Gran detalle de la organización y maravilloso el trabajo realizado, sin duda una ruta para marcar en el calendario!

Puedes adquirir su fotos de la Maratón Montes de Sella en ofpic.com

Fotos: el rincon de la fotografia