¡Sorprendente! Cero ciclistas y cero peatones muertos en las carreteras de Oslo durante el 2019

217
Alemania dice NO al coche eléctrico en favor de las bicicletas de carga

Con más de 673.000 habitantes, Oslo se corona como una de las grandes ciudades más seguras en cuanto a movilidad urbana se refiere. Tan solo un conductor ha fallecido durante todo el año 2019, y no han tenido que lamentar la muerte de ningún ciclista o peatón en el mismo periodo de tiempo.

Es realmente sorprendente, pero todo tiene una explicación lógica.

Si vemos el gráfico de la capital de Noruega donde se muestran los fallecimientos de peatones y ciclistas desde el año 1975, vemos que la cifra ha ido disminuyendo con el pasar de los años hasta llegar a cero.

Esto es chocante, pues en el resto de capitales del mundo la cifra «logicamente» ha ido en aumento con el crecimiento de la población, el número de coches y también el de bicicletas rodando por sus calles.

Pero los noruegos han hecho lo que muchos llevamos años reclamando a las autoridades de cada ayuntamiento, cada municipio y cada ciudad.

Por poner un ejemplo sencillo, en Oslo llevan ya décadas eliminando los aparcamientos para coches privados en la calle, y utilizando el espacio que estos ocupaban para ensanchar aceras y crear carriles bici en condiciones.

En los últimos tres años, los desplazamientos en bicicleta han pasado del 8% anual, hasta el 16%, el doble para ser exactos, y se prevé que para 2025 la cifra llegue hasta el 25%.

El pasado año 2019, las autoridades noruegas han prohibido el paso de coches, incluidos los eléctricos, a todo el centro de la ciudad.

Las inmediaciones de colegios, escuelas y universidades también han sido reformadas por completo, cambiando sus calles para que bicicletas y peatones sean los únicos que puedan acceder hasta ellas.

De esta manera se ha protegido a los más pequeños, que a la vez son los más vulnerables. Estos además están encantados de la medida pudiendo ir en bicicleta o paseando a clase, y lo mismo ocurre con sus padres.

Los límites de velocidad, tanto en la ciudad como en la periferia es han bajado, y como resultado, tan solo se han registrado 41 fallecimientos en las autopistas que rodean a la capital.

El programa «Vision Zero«, el cual ha sido adoptado por multitud de ciudades de todo el mundo, tiene como objetivo conseguir que las muertes por atropellos, tanto de ciclistas como de peatones, sea eso, Zero.

Oslo ya lo ha conseguido, y no tienen ni las horas de luz ni el calorcito que tenemos nosotros.

¿A qué seguimos esperando, a que venga otro y lo haga?