Pillado con las manos en la masa vendiendo en Wallapop una bicicleta robada

544
Pillado con las manos en la masa vendiendo en Wallapop una bicicleta robada
A este ciclista le robaron su querida bicicleta cuando la tenía a buen recaudo candada dentro de un garaje privado.

No es la primera vez que ocurre, y no nos referimos al robo de una bicicleta, pues a diario se roban decenas en en España e incontables en todo el mundo.

Nos referimos a recuperar la bicicleta tras ser esta anunciada en la aplicación móvil de compra venta Wallapop.

Y es que a este ciclista le robaron su querida bici del interior de un garaje donde la tenía supuestamente segura y candada.

En estos casos, y tras poner la denuncia, la persona a la que han robado suele comenzar su propia investigación a lo Sherlock Holmes.

En esta guía te contamos qué debes hacer si te roban la bicicleta.

Tras varios días ojeando los portales de compra venta de objetos de segunda mano y nuevos entre particulares, apareció anunciada una bicicleta que se parecía bastante a la suya. El precio que le habían puesto era de 1000€, bastante correcto para no levantar sospechas.

Como ya había realizado la denuncia, alertó a los agentes de policía que una bicicleta idéntica a la suya estaba siendo vendida a través de Wallapop.

Comienza la fase dos, quedar con el ladrón

El ciclista contactó por privado con el vendedor haciéndose pasar por un cliente más y preguntándole las cosas típicas: cual es el estado, qué diámetro son las ruedas, cuántas marchas tiene, etc…

Tras mostrarse interesado, concertó una cita para verla en persona, no sin antes notificarlo a los agentes.

La Policía Nacional montó un dispositivo, para que en el caso de que reconociese que efectivamente era su bicicleta la que vendía esta persona, este fuese detenido en el acto.

Y así fue como ocurrió. Sin dudarlo la bicicleta era la suya, pues tenía algunas piezas no originales que él mismo había cambiado y era difícil no reconocerla.

En ese momento dos agentes entraron en escena, y tras interrogar al vendedor, reconoció que la bici había sido robada días antes de un garaje, momento en el que le leyeron sus derechos y fue detenido.