Crónica BTT Monseivane – Serra do Xistral por Silvia Blanco ( Ibrobike – BH Bikes by Atika)

579

Y llegó el fin, la definitiva prueba del Open y casi último reto de la temporada!!! Con el gas ya al límite, y muchas ganas de vacaciones, había que aguantar el tipo y finalizar como dios manda. Así que me planté en Vilalba, para completar los casi 80 kms que el Club Ciclista As Pontes nos tenían preparados. Recorrido prácticamente igual que años anteriores, sin demasiado desnivel, pero con la exigencia física propia de los open.

El día nos regaló unas temperaturas agradables, con algo de viento en las cimas pero perfecto para practicar el btt. Algo más de 100 personas en la parrilla de competición (se ve que el verano hace destrozos en los bikers…jeje), pero compensado con otra tanta cantidad de participantes en la sección cicloturista, que saldrían minutos más tarde que nosotros.

Nos preparamos rápidamente y al cajón, donde guardamos un minuto de silencio por las víctimas de los atentados de Barcelona, antes de dar inicio a la que sería la última gran cita de la temporada. Salida neutralizada por asfalto, con subida ya para empezar, donde el ansia por adelantar de algunos me hace perder el equilibrio y casi irme al suelo …

Entramos en pista, casi lisa y, de pronto, zas! Ruidaco en la bici que hace presagiar un gran destrozo. Me paro, pero no consigo identificar de donde viene… reviso pedalier, bujes, cuadro… y lo veo: un clavo enorme en la rueda de atrás; si es que no me toca la lotería porque no juego! Jajaja. Cuando consigo dar con el daño, ya han pasado todos los participantes y me quedo más sola que la una. Decido acercarme a la carretera para ver si la gente de la organización tiene un bombín grande; por suerte, siempre hay buenos samaritanos dispuestos a ayudar y aunque el proceso se complica por la puñetera válvula que no quiere salir, conseguimos reparar y puedo seguir adelante! Gracias Michel Esmo y compañía por el servicio de reparación!!! Eso sí, mientras estoy parada, da tiempo a que pasen todos los cicloturistas y llegue el cierre de carrera… ya me veo remando sola hasta el final!

Arranco, como alma que lleva el diablo, sacando lo mejor de mí, y a pelear con el camino, dando gas en las zonas rodadoras y quemando cada músculo de mis piernas. A los 15 minutos pillo a una chica, la animo y sigo adelante, tratando de recuperar el tiempo perdido… Voy cogiendo algunos ciclistas, mientras avanzo a buena velocidad en las zonas llanas, aunque ir tirando sola va gastando mis energías a pasos agigantados.

A los 20 kms llega el primer obstáculo, camino estrecho de hierba en subida pronunciada, que obliga a sentarse en la punta del sillín para no perder el equilibrio, pero pronto nos conduce a una pista rápida por el parque eólico A Carba, donde rodar a ritmo más ligero.

Continúo alcanzando ciclistas y compartiendo con ellos algunos minutos, y llegamos a la segunda subida, un pincho menos duro, pero donde la subida es constante… Noto buenas sensaciones en las piernas a estas alturas, parece que el perder tiempo me sienta bien… jajaja. Solo queda alcanzar el punto más alto de la jornada, el monte Goía, y luego a full hasta meta, con lo que el cuerpo tenga! Última subida con algunos metros duros, pero logro mantener buen ritmo de carrera y, tras coronar, nos adentramos en un zigzag entre pinos que me hace disfrutar a tope!

A continuación, bordearemos el río Trimaz, recorreremos hermosos senderos, zonas de pista rápida, y un último repecho ascendente de hierba que acabará de quemar las piernas… y mis pies! que van recalentados al máximo, haciendo que cueste mucho dar pedal. Pero no voy a renunciar ahora, que casi la tengo en la saca! Fuerzo al límite en las últimas zonas rápidas y me dejo llevar por los senderos que conducen a la Playa Fluvial de La Magdalena, donde entro en meta totalmente feliz. Y ahí está Victorio para darme la enhorabuena y un gran abrazo recuperador!

La sorpresa de la jornada fue tener que pasar el control andipoping…qué profesionalidad! Buena iniciativa, que aporta un punto de seriedad a este deporte tan hermoso.
Se acaba un capítulo más, pero todavía faltan muchas temporadas, y mucho por compartir con los grandes amigos que me ha regalado esta pasión; disfrutada y sufrida a partes casi iguales!

Agradecer a los patrocinadores que me ayudan día a día para que esto sea más fácil y pueda cumplir todos mis retos: Iberobike, BH Bikes, Atika Sports Garments, CaLCeToS.com, Spiuk; hacéis más grande este deporte!!!

CONTINUARÁ…