Video: Chris Froome, el ejemplo que no hay que seguir

Utilizar el teléfono móvil mientras se va en bicicleta por la carretera, además de ser peligroso, está prohibido en la mayoría de países del mundo, pero eso a Chris Foome le da igual.

391
Video: Chris Froome, el ejemplo que no hay que seguir
Chris Froome haciéndose un selfi mientras entrena por las carreteras de Gran Canaria, España.

No falla, vídeo que comparte Chris Froome en su canal de Youtube, vídeo que sale con el móvil en la mano grabándose a si mismo o a sus compañeros de entrenamiento.

Para los que no van a leer más a partir de esta línea, utilizar el móvil o cualquier otro dispositivo electrónico similar mientras se circula en bicicleta o cualquier otro vehículo por la carretera, está prohibido, al menos en España.

A eso le sumamos que Chris Froome, además de ser un ciclista profesional, es una imagen en la que muchos aficionados se reflejan e imitan.

Su último video fue grabado durante dos semanas por las carreteras de la isla de Gran Canaria.

Una mala imagen para el colectivo ciclista y mala influencia para los aficionados

Como están las cosas de locas hoy en día en las redes sociales, una figura pública como es don Chris Froome, debería, como mínimo, dar ejemplo, pero del bueno, no este.

A finales del mes de marzo, Chris Froome viajó de nuevo a la isla de Gran Canaria, un paraíso ciclista que al igual que Tenerife, visita en varias ocasiones durante el invierno.

El el sol, la buena temperatura y la infinidad de carreteras y puertos de montaña interminables, llaman a mucho ciclistas del norte de Europa.

En esta ocasión, Froome invitó al joven Mason Hollyman, fichado por el Israel Cycling Academy la pasada temporada y que cuenta con tan solo 20 años de edad.

Y no solo utilizando el teléfono móvil, a Chris Froome se le ha visto haciendo estupideces como colocar una tablet en el manillar para ver las competiciones ciclistas mientras entrena por la carretera:

Ambos estuvieron dos semanas de concentración por las carreteras canarias, y como verás en el vídeo, el teléfono móvil de Chris Froome grabó toda la experiencia.

Seguramente habrá quien diga que no hay peligro en usarlo, pero haya o no peligro, está prohibido y muchos lo imitarán. Quizás los que lo imiten no tengan tanta suerte.

Aún así, parece que Froome le da igual que vengan coche de frente, de atrás, grabar subiendo, bajando puertos o pedaleando.

Luego se queja de lo peligrosas que son las bicicletas de contrarreloj…