Vídeo: Van de Poel le pasa por el sobaco a Alaphilippe y por poco le birla la carrera

3643
Vídeo: Van de Poel le pasa por el sobaco a Alaphilippe y por poco le birla la carrera
20 metros más, y Julian Alaphilippe se hubiese quedado sin foto y con un nuevo ridículo al ser sobrepasado en la misma línea de meta por celebrar antes de tiempo la victoria.

Hace unos días veíamos como Primoz Roglic le robaba la victoria en la Lieja-Bastoña-Lieja a Julian Alaphilippe.

Este último, ansioso por tener la foto levantando los brazos para lucir su nuevo maillot arcoíris que le acredita como campeón del mundo 2020, celebró antes de tiempo la «victoria» y fue sobrepasado por el esloveno.

Le hubiese dado igual entrar primero, pues las maniobras ilegales que realizó durante el esprín final, hicieron que los jueces le relegasen a la última posición del grupo de cabeza.

Hoy se ha disputado una nueva clásica ciclista, la Flecha Brabanzona, que cumplía 60ª edición, que se dice pronto.

El recorrido de casi 200 kilómetros entre las localidades belgas de Lovaina y Overijse, vio como a 11 kilómetros de la meta, el propio Alaphilippe, junto a Benoit Cosnefroy y el gran Mathieu Van der Poel, conseguían unos valiosos segundos sobre el resto de participantes.

Entre los tres se las apañaron para llegar con 14 segundos de ventaja hasta la recta final, que picaba cuesta arriba.

Van de Poel le pasa por el sobaco a Alaphilippe

Cosnefroy lanzó el esprín, y Alaphilippe, viéndose superior, no le hizo falta cogerle la rueda. Paralelamente, Van der Poel se quedaba encerrado tras Cosnefroy y las vallas publicitarias, y cuando quiso reaccionar, la meta se le había echado encima.

Si la línea de meta llega a estar 20 metros más lejos, sin duda alguna hubiese entrado en primera posición. Van der Poel se lamentaba de su error al quedarse encerrado con tan solo dos ciclistas en el esprín:

«Ha sido mi propio y estúpido error. Nunca cometo errores como este. No dormiré mucho esta noche. Estoy muy decepcionado conmigo mismo.»

La cara de Julian Alaphilippe al ver que el neerlandés le pasaba por debajo del sobaco lo decía todo.

Y es que ya hubiese sido el colmo y la imagen de la década, perder una segunda carrera por querer levantar los brazos antes de tiempo únicamente para tener la foto con su bonito maillot arcoíris.