Los parches de tetosterona del ex-médico del Team Sky eran para los atletas

163
Team Sky 2014 - Archivo

Así lo ha dictaminado el juez que lleva el caso de los famosos parches de testosterona que el ex-médico del equipo ciclista Sky y de la selección Británica de ciclismo, Richard Freeman, compró para los atletas a los que ayudaba a prepararse de cara a las competiciones.

Hace una semanas, antes de que se le declarase culpable ayer Viernes, el mismo Freeman admitía 18 de las 22 acusaciones que recaían sobre su persona por prácticas contra la salud de los deportistas (dopaje).

El que fue médico de anterior equipo ciclista de Chris Froome (ahora Ineos Grenadier), entre otros, será condenado por alguna acusación más de las que el mismo se ha auto inculpado.

Compró 30 parche de testosterona para adminístralo a los deportistas que trataba

Así lo ha estimado el juez y el jurado del caso que durante dos largos años han estado investigando cada una de las acusacones.

En concreto, este viernes se confirmaba que Freeman adquirió 30 parches de testosterona de la marca Testogel a través de la empresa Fit4Sport.

Estos no fueron comprados como él afirmaba para tratar la disfunción eréctil de un compañero, si no para mejorar el rendimiento de lo ciclistas.

«El tribunal ha determinado que usted, el Dr. Freeman, hizo el pedido y obtuvo el Testogel, sabiendo o creyendo que debía administrarse a un atleta para mejorar su rendimiento.»

Los hechos ser remontan 10 años atrás, en concreto a 2011, aunque Freeman continuó en el equipo ciclista Sky hasta el año 2015.

En 2017 hacía lo propio en la selección británica de ciclismo.

Ahora solo hace falta que se conozca la sanción a la que se enfrena Freeman, pero parece que no habrá más acusaciones ni sacudidas de mantas.