La UCI investiga un positivo por EPO en 2011 fue ocultado por la Federación de Ciclismo Holandesa

267
¿Seis positivos por Covid-19 en el Tour de Francia?
Imagen de archivo.

En un control rutinario fuera de competición en 2011, un ciclista profesional holandés dio positivo por EPO (eritropoyetina), pero no ha sido hasta casi 10 años después, cuando se ha dado a conocer la noticia.

Gracias a una investigación de Wielerflits, se ha podido confirmar que la Federación de Ciclismo Holandesa ocultó en 2011 un positivo de un ciclista nacional.

Los motivos, parecen ser personales. A petición del propio implicado, quien en aquellos momentos no estaba pasando por un buen momento personal, la KNWU, siglas de la Real Unión Ciclista Holandesa aceptó ocultar el caso.

El reglamento interno de dicha federación, reconoce el derecho en determinadas circunstancias, de no dar a conocer la identidad del deportista implicado en el caso por dopaje.

La UCI y la AMA investigan si el positivo se comunicó internamente

El reglamento de la KNWU tiene una finalidad, estando esta siempre un nivel por debajo de las normas y reglas internacionales de la UCI y la AMA.

Estas establecen que cualquier caso por dopaje o sanción ha de ser comunicado, y todo indica a que esto no fue así.

La KNWU impuso una sanción al ciclista de dos años, a contar desde el 31 de Mayo de 2011, en los cuales no podría participar en ninguna competición deportiva. El ciclista en cuestión cumplió la sanción, pues después del positivo dejó la competición directamente, aunque se desconoce si su federación lo comunicó a la UCI o la AMA.

El diario holandés en cuestión ha podido localizar al corredor ya retirado:

«El director de KNWU, Huib Kloosterhuis, aceptó mi solicitud en ese momento de mantener el positivo fuera de la vista del público, debido a circunstancias familiares.»

Tras este caso de dopaje ocultado a los medios y al parecer a la UCI y a la AMA, se ha dado a conocer al menos otro caso similar más.

Aunque la investigación está abierta, el delito habría prescrito y los datos archivados del caso podrían haberse perdido en la digitalización de los sistemas.