DJ’s en bicicleta. Las Raves callejeras de Dom Whiting toman las calles de las grandes ciudades

Fenómeno de masas, Dom Whiting consigue reunir a miles de ciclistas, patinadores y otra fauna urbana sobre ruedas para recorrer las calles de las grandes ciudades al ritmo de su música.

183
DJs-en-bicicleta.-Las-Raves-callejeras-de-Dom-Whiting-toman-las-calles-de-las-grandes-ciudades-bristol
Dom Whiting en su última sesión "DJ on a bike Tour" en las calles de Bristol seguido por miles de ciclistas, patinadores, patinetes, etc, al ritmo de la música que pincha mientras pedalea en su bicicleta de carga.

Basta que veas cualquiera de sus vídeos en Youtube, para darte cuenta que cada uno de los miles de ciclistas, patinadores, paseantes, y hasta conductores que siguen a este «Ciclista de Hamelin«, tiene una sonrisa dibujada en su cara durante horas.

Las «Raves ciclistas» de Dom Whiting inundan las calles de todo el Reino Unido y muy pronto las del mundo entero.

Tan solo lleva poco más de un año pinchando música electrónica mientras pedalea en bicicleta por las ciudades mas famosas de la Gran Bretaña, pero ya cuenta con miles de fieles seguidores.

Y no, no solo hablamos de su canal de Youtube, su perfil de Facebook o su cuenta de Instagram, también de seguidores «reales».

Aunque ya te hemos hablado de Dom Whiting alguna vez, hay que recordar que todo comenzó cuando en Inglaterra todos los pubs y discotecas cerraron debido a la situación que vivimos.

Tanto él, imposibilitado para pinchar su música o consumirla en los locales de moda, como el resto de personas, que no podían ni si quiera ir a tomarse una cerveza con los amigos, estaban huérfanos de ocio.

«Hoy en día hay un montón política en las noticias, de negatividad. Esto son tan solo dos horas en las que coges tu bicicleta, escuchas buena música…»

tom Whiting

Fue entonces, cuando a principios de 2021, se le ocurrió emitir en Facebook Live, una sesión de música Drum and Bass mientras iba en bicicleta.

Si navegas por los vídeos de su canal de Youtube, veras que esa primera sesión, él no era quien iba pedaleando, y tras suya solo había coches.

Un compañero manejaba una bicicleta mientras el iba pinchando música en un carrito.

Tom Whiting compró una bicicleta de carga y colocó su mesa de mezclas para pinchar pedaleando

Sin esperar más que amenizar a través de internet las jornadas de millones de personas que aún estaban medio encerrada en sus casas, Whiting se hizo con una bicicleta de carga de tres ruedas y la adaptó para pinchar mientras pedaleaba.

Marlow, Londres, Maidenhead, Bristol, Brighton y un sin fin de ciudades pedaleando mientras mezclaba música electrónica con un gran altavoz, y reuniendo a su paso cada vez más seguidores.

El boom del uso de la bicicleta, la llegada del buen tiempo, y las redes sociales hicieron el resto.

Hoy en día, casi año y medio después, sus Raves en bicicleta se han convertido en un fenómeno social.

Dom Whiting ha aparecido en todos los medios tanto locales como nacionales, incluidos los telediarios.

Y es que la bicicleta en las grandes ciudades cada vez cuenta con más adeptos.

La última de sus sesiones fue tan solo hace unos días en Bristol, donde miles de fieles seguidores volvieron a pedalear al ritmo de la música de Whiting.

Junto a él, algunos de sus amigos, también en bicicleta, portan a sus espaldas o en otras bicicletas de carga, altavoces inalámbricos para que el sonido llegue a todo el pelotón.

Cada vez que ven un coche o conductor, incluida la policía, les piden que toquen su claxon a su paso. Sorprendidos todos acceden gratamente a ello para contribuir a la fiesta.

Escapar de la rutina montando en bicicleta es sin duda una medicina, pero las sonrisas durante una sesión de música de dos horas pedaleando junto a miles de ciclistas, además de no hacer daño a nadie, son sin duda alguna motivadoras.