Josep Betalú y Ramona Gabriel líderes de la Titan Desert 2018 tras la primera etapa

10

Josep Betalú, primer líder de la Gaes Titan Desert by Garmin tras rodar más de 60 kilómetros en solitario. Tras el en segundo lugar entró el Campeón del Mundo y del Tour de Francia, el australiano Cadel Evans.

En la categoría femenina Ramona Gabriel rueda en cabeza toda la carrera y vence aventajando a Anna Ramírez en más de cinco minutos.

Ciclobrava 2020

Todo hacía presagiar que en la primera etapa de la se iba a vivir una jornada histórica en la Gaes Titan Desert by Garmin. Pero incluso los mejores augurios se han visto superados ante el auténtico etapón que se ha visto hoy en la primera cita de la decimotercera edición de esta espectacular carrera que mezcla aventura y competición.

La carrera partía con varios nombres como protagonistas. Ya en la rueda de prensa del día anterior, el doble ganador de la Gaes Titan Desert by Garmin, Josep Betalú, anunciaba que se encontraba muy fuerte y confiado en su estado de forma. Y pronto empezó a demostrar sus intenciones. El ciclista de Tarragona se escapó y, tras rodar la mitad de la jornada en solitario, entró a meta en primera posición cumpliendo los 115 kilómetros y más de 2.600 metros de desnivel en 4 horas 45 minutos y 23 segundos. En segunda posición, un combativo Cadel Evans entró a escasos siete minutos. El corredor australiano, Campeón del Mundo y del Tour de Francia, demostró de sobras la clase que atesora en sus piernas y lideró un grupo perseguidor en el que también se encontraban Moisés Dueñas, Manuel el Triki Beltrán, Guillem Muñoz y Sebastián Tamayo.

La carrera tardó poco en romperse. El Triki Beltran, Ramón Sagués y Francesc Freixer consiguieron escaparse cuando empezaba el puerto más destacado de la jornada, aunque el grupo les alcanzó en la parte más dura, momento en el que Cadel Evans perdía aproximadamente un minuto de tiempo por una avería mecánica. La clave del día se producía a mitad de puerto. Josep Betalú atacaba y lo hacía bici en mano, sorprendiendo a sus rivales. Su estrategia ha sido recortar la subida siguiendo una trayectoria recta en vez de proseguir las cerradas horquillas que marca el camino más habitual. Ha coronado en solitario y desde ahí hasta la meta ha recorrido más de 60 kilómetros en cabeza de carrera.

Josep Betalú: “Estoy muy sorprendido. Ha sido una etapa muy peculiar. El grupo ha salido algo lento. Tenía muy estudiada la etapa y me ha salido bien. He conseguido escaparme y mantener un buen ritmo, aunque he controlado en todo momento los watios para no pasarme, ya que la Titan es muy larga. Me ha sorprendido algunos momentos de navegación de mis rivales, pero sabía la etapa que quería hacer”.

Cadel Evans: “Hoy he vivido una experiencia nueva y la he disfrutado muchísimo. Me he encontrado muy bien y estoy muy contento con mi segunda posición. En la etapa de hoy hemos rodado por paisajes increíbles, lugares remotos de Marruecos espectaculares. Ha sido una experiencia increíble. El bivouac y las haimas son fantásticas. Hay buena compañía y buena comida. El campamento es muy confortable. La noche, el día, ver los burros pasar durante la etapa… ha sido una experiencia increíble”.

En cuanto a las mujeres, Ramona Gabriel ha sido la protagonista de la jornada. La ciclista del equipo Garmin se ha mostrado incontestable hoy y ha dominado desde el principio, logrando cruzar el arco de meta en 5:28’09. En segundo lugar, a algo más de cinco minutos de diferencia entraba Anna Ramírez, mientras que la tercera clasificada ha sido la belga Veerle Cleiren. Ramona comentaba que “no puedo estar más contenta. Desde el primer momento me he encontrado bien y podido llegar con ganar con ventaja respecto a Anna Ramírez. Hoy es el primer día, solamente. Queda mucha Titan y hasta el viernes pueden pasar muchas cosas”.

ABUS Game Changer

576 titanes han vivido una primera jornada de las seis que se tienen previstas y mañana deberán afrontar otra etapa de más de 100 kilómetros. 114 kilómetros con más de 1.500 de desnivel que forman la primera parte de la etapa maratón, con lo que los ciclistas tendrán que tomar la salida con todo lo necesario para pasar la noche en el desierto y para realizar en su bicicleta los ajustes y reparaciones necesarios ya que no podrán recibir ningún tipo de ayuda externa.