Hay que mirar para adelante

24

Otra vez volvemos a las andadas, el ciclismo vuelve a ser noticia por el dopaje, pero esta ver por el de hace 15 años. La verdad es que todo este tema empieza a cansar un poco, por lo menos a mí.

En el 2.004 se hicieron pruebas en un laboratorio de referencia francés para examinar un nuevo método de detección de EPO. El informe resultante de estos estudios se tenía que haber presentado el día 18 de Julio, justo el día de la etapa de Alpe d´Huez. Pero el sindicato de corredores consiguió que lo pospusiesen hasta el 24 de Julio. De este estudio sale un listado de corredores que supuestamente iban dopados, tocando a figuras de gran peso en el pelotón (Erik Zabel, Laurent Jalabert, Jacky Durant, Marco Pantani, Jan Ullrich y nuestros corredores Abraham Olano, Marcos Serrano y Manuel Beltrán)

No entiendo porque ha trascendido esta lista, me parece correcto, incluso imprescindible, que se hagan estudios para detectar nuevas formas de dopaje, pero sacar un listado de una prueba de hace 15 años no se que fin tiene. Estamos gastando demasiadas fuerzas y recursos en el pasado en vez de intentar arreglar el presente y de esta manera mejorar el futuro. Si en 1998 no has sido capaz de detectar una sustancia dopante a que viene sacar un listado de corredores 15 años después diciendo que posiblemente fueran dopados.

Pero todo este problema no mejora, sino que está cogiendo unas inercias muy peligrosas, el senador francés Jean-Jacques Lozach no se le ocurre otra cosa que decir que no descarta que Froome de positivo dentro de 2 ó 3 años. Pues nada, pospongamos el podio a 2 ó 3 años vista, este año se tenía que haber celebrado la victoria de Cadel Evans o la de Andy Schleck. Corres durante 21 días y luego hay que esperar un tiempo prudencial para que la oxidada maquinaria antidoping certifique el triunfo.

Desde mi punto de vista creo que no se está manejando nada bien todo el tema del doping en el ciclismo, lo único que se está consiguiendo es hundir cada vez más este deporte, la verdad es que no se quien es el que tiene este interés por humillar a este deporte de esta manera. Nadie se ha puesto a investigar si Carl Lewis iba dopado cuando ganó sus oros olímpicos, a lo mejor se encuentran restos de alguna sustancia dopante que era indetectable con los medios de la época. Pero no, al final toda esa presión cae siempre sobre el mismo deporte, el ciclismo.

Si de verdad queremos acabar con los tramposos hay que dar pasos hacia delante, intentar coger la delantera a los laboratorios y a los médicos que elaboran y trabajan con estas sustancias, ir un paso por delante de esa gente. No es tarea fácil, pero creo que es  una solución a este problema.

Pero viendo las últimas noticias no sólo no vamos un paso por delante, vamos 15 años por detrás.