Dayer Quintana se impone en el Tour de San Luis 2016

31

movistar_tour_3san_luis_2016

Dayer Quintana logra para la escuadra telefónica su segundo triunfo en Argentina -único equipo en conseguirlo- y remata junto a Nairo (3º) una carrera excelente en lo colectivo -vencedores por equipos- pese a la desgraciada por el accidente de un Adriano Malori que continúa mejorando.

Los imponderables no aparecieron en los 119 kilómetros de la última etapa -un recorrido semi-urbano en la capital de la provincia- y Dayer Quintana pudo celebrar junto a sus compañeros de Movistar Team la victoria final en el 10º Tour de San Luis, primer éxito de la escuadra telefónica en 2016 y segunda general en tierras puntanas para el único conjunto capaz de repetir victoria.

movistar_tour_san_luis_2016

La actuación del boyacense, respaldado hoy un día más por su hermano Nairo, Dani Moreno, Marc Soler y Fran Ventoso, se basó en la resistencia y la regularidad. Siendo su punto menos fuerte la contrarreloj, aguantó junto a compañeros más expertos para tomar ventaja en la crono por equipos inicial (2º). Atacó después para ayudar a Nairo y se vio después en la obligación de responder de forma individual al vendaval Sepúlveda en el Amago (4º). Y ayer sábado, y tras el duro golpe del accidente de Adriano Malori -hoy afortunadamente en mejoría: movistarteam.com/noticias/2016-1-24/importante-mejoria-clinica-de-malori, fue capaz de enjugar su distancia con el argentino (3º) y vestirse de verde con la inestimable ayuda del ganador en 2014.

movistar_tour_2san_luis_2016

Los hombres dirigidos por José Luis Jaimerena regresarán mañana a España con el premio añadido de la clasificación por equipos y con su compañero Adriano en mente, un indudable empujón de motivación para triunfar tras un duro incidente, camino de Juana Koslay, que hará inolvidable esta prueba por infortunios que afortunadamente irán quedando atrás.

DECLARACIONES:

Dayer Quintana: “Son muy buenas las sensaciones, de total felicidad. Gracias a Dios, todo fue muy bien hoy. No nos dieron tanta guerra en el día de hoy para hacerse la fuga, enseguida se hizo el corte bueno y, como ya no teníamos intereses por pelear la etapa en el día de hoy, el peso de la carrera lo tomaron los equipos de los sprinters. Fue menos complicado de lo que cabía esperar. Ayer ya lo veíamos muy cerca, pero lograr hoy este éxito es una alegría muy inmensa, y aún más grande es compartir un podio por primera vez en profesionales con mi hermano Nairo. Sueño con que el el futuro se repita algo así.

Hemos venido trabajando muy duro, ya desde que debuté en profesionales y sobre todo este invierno para llegar en buenas condiciones, y creo que por fin se está dando la recompensa al esfuerzo. La gente que me conoce ya sabían que existo; hoy me empieza a conocer mucha más gente y ojalá les podamos dar grandes alegrías en años venideros. De momento, toca disfrutar de esta victoria: la vida se vive un paso a la vez.

¿Dedicatorias? Reitero casi todas las mismas que en la jornada de ayer: a mi equipo, Movistar Team; a mi familia y esposa; y, sobre todo, a Adriano, de quien me alegra ver que en las últimas horas se recupera mucho mejor. Se juntaron cosas buenas y no tan buenas en esta semana, pero de todo se aprende en esta vida. Sin temor a decirlo, es la mejor victoria que he tenido y estos días serán inolvidables”.

Palmares_Tour_de_San_Luis