Crónica Transgalaica Sabucedo: A Rapadas Bestas por Silvia Blanco (Iberobike – BH bikes by Atika)

168

Llegaba la tercera transgalaica del año, con escenario en Sabucedo y de la mano de la Peña Ciclista Bikestrada; un circuito que se anunciaba rápido y sin demasiada dificultad técnica, aunque la climatología se encargaría de endurecerlo para que no nos relajáramos demasiado.

El cambio de hora hizo mella en los más de 300 participantes, que empezaban el día con ojos entrecerrados y encogidos por las bajas temperaturas en Sabucedo. Pocas ganas de correr por mi parte, no solo por el intenso frío o la lluvia presente a primera hora, sino también por una sobrecarga lumbar que llevaba arrastrando desde varias semanas atrás. Pero como el mundo es para los valientes, y el monte para las cabras, no podía faltar a esta cita, y tocaba sacar fuerzas de donde pudiese.

Como siempre, habría que dar dos vueltas a un circuito de unos 30 kms, y el objetivo principal, acabar sin lastimarse. A las 9:30, Victorio anuncia la salida y, como bestas salvajes durante la rapa, arrancan los galgos a velocidad de vértigo… Primeros kms por carretera, para entrar rápido en sendero, donde los tapones son continuos durante el primer tramo. Ya empieza a hacer presencia el barro ocasionado por las lluvias de los últimos días, pero al menos el agua está respetando.

Pronto iniciamos la primera subida, por pista ancha y cómoda, aunque noto que las piernas no van demasiado frescas, quizás las repetidas competiciones están haciendo pupa, pero mi cabeza me dice que los días malos son para todos y esto no es un impedimento para hacer lo que me gusta. Tras varios kms de subida, toca bajar un rato por pista ancha con bastante piedras, donde los rebotes hacen que la gente vaya perdiendo los botellines.; esto ya parece un cementerio! Jajaja.

Llega un segundo tramo de subida, al principio también cómodo, por pista limpia sin complicaciones pero, tras una pequeña bajada, tendremos que afrontar el punto más duro de la vuelta, un ascenso pronunciado con hierba, que se complica por el agua acumulada. Consigo coronar tras una dura lucha y disfruto de la larga bajada que llega a continuación…

Los últimos kms están salpicados de repechos y adornados por zonas de agua y barro, donde las ruedas parecen quedarse pegadas. Completo la primera vuelta con un tiempo muy discreto, pero con posibilidad de continuar a por la segunda…
La primera parte cambia un poco respecto a la anterior, con un tramo que discurre a orillas del río y de enorme belleza. Pronto volveremos a enlazar con el recorrido inicial, para superar el segundo tramo de la prueba. Esta segunda vuelta se me atraganta, pues los pinchazos en la zona baja de la espalda me impiden pedalear cómoda, y no sé cómo colocarme en la bici. Toca apretar los dientes y seguir adelante, pensando que la meta está muy cerca. Tras volver a coronar el punto más alto, consigo recuperar algo en la bajada, lo que me permite superar los últimos repechos sin dificultad, e incluso adelantar algunas posiciones.

Entro en meta agotada, con frío y con ganas de una ducha caliente… ha sido un día duro! Pero, por suerte, los amigos del Bikestrada nos tienen preparadas unas duchas portátiles estupendas!!! Como presta cuando las cosas se hacen bien!
Felicitar a mis compañeras por una gran carrera y a la organización por un recorrido entretenido donde no faltó detalle; nos vemos para el año!!!