Black Fraude «Es un mal negocio y está matando al planeta.»

655
Ofertas de ciclismo en black friday

El Black Friday poco ha poco se ha ido instalando en nuestro país. Lo que empezó siendo un murmullo ha terminado siendo un auténtico tsunami asociado a las compras compulsivas através de internet.

No solo nos ha invadido el Black Friday, ahora podemos encontrar una argamasa de días con nombres tan pintorescos como Cyber Monday, días sin IVA o descuentos por que si.

Ciclobrava 2020

Tori Fahey es la fundadora de la marca de Apidura en la que se dedican a crear bolsas y alrforjas especificas para cicloturistas.

En Apidura desarrollan productos de gran calidad. Para ellos es esencial que sus bolsas sean duraderas, sin obsolescencia programada de por medio.

Para su confección se ha utilizado mano de obra cualificada que recibe un salario digno y bajo unas buenas condiciones de trabajo.

Esta filosofía tiene un problema que choca de frente con modas como el Black Friday, porque algo está claro cuando se hacen descuentos muy agresivos de forma recurrente, al final alguien tiene que pagarlo, sino es el cliente de forma directa ¿Quién lo hará?.

Pagar salarios dignos, crear productos de calidad y fabricar con sistemas de producción lo menos contaminante posible no es barato.

Por eso productos manufacturados como los que hace Apidura chocan de frente con la filosofía del descuento indiscriminado

Como dice Tori en un artículo que ha publicado recientemente, «los descuentos casi se han visto como un derecho humano.»

Pero su reflexión sobre las compras compulsivas no solo se queda ahí, la fundadura de Apidura compara la fiebre de los descuentos con una droga que es adictiva y dañina para las empresas.

A corto plazo genera ciertos beneficios pero que a largo plazo termina por destruir a las empresas, porque entre otras cosas, les conduce irremediablemente a una relación deshonesta con los clientes.

A lo que añade Tori Fahey que «las empresas necesitan inflar artificialmente los precios para acomodar el hecho de que el producto siempre se venderá por menos, o reducir los estándares de diseño, calidad, medioambientales y sociales. «

Esto produce un impacto negativo con un alcance multidimensional, por un lado en la propia calidad del producto, que termina siendo prácticamente un usar y tirar, o un usar y guardar.

Esto origina además un incremento exponencial de residuos tanto en proceso productivos, como embalajes, como en los propios productos que dejan de tener una vida útil mínima y rápidamente se convierten en residuos para que tengamos que comprar otros nuevos.

Por otro lado, en las personas no genera ningún tipo de satisfacción este tipo de compras compulsivas.

Apidura hace algo que no se ve mucho en el mundo empresarial, no solo crean productos bajo unos estándares de calidad óptimos para que tengan una vida lo más larga posible, sino que además crean tutoriales para que sus clientes sepan como reparar los productos que adquirieron. Su idea de negocio es intentar dilatar lo máximo posible la vida útil de cada bolsa.

El futuro será para las empresas que cuiden el planeta, no solo cambiando su logotipo a color verde, sino que demuestren que son respetuosas al máximo con el medio ambiente y que además tienen alguna conciencia social.

Las personas vamos a tener que hacer un gran esfuerzo para poder luchar contra el cambio climático, y por ende a las empresas no se les perdonara que no hagan lo propio.

Apidura tiene claro que se puede triunfar sin entrar en el juego del consumismo sin sentido » Al rechazar el descuento y las ventas como herramientas de marketing, hemos podido centrarnos en construir una comunidad que comparta nuestra visión del consumo considerado y aprecie la calidad de nuestros productos. «

Tori termina su reflexión de la siguiente forma «Puede parecer contradictorio ofrecer reparaciones gratuitas con en el kit antiguo y desalentar a los clientes a comprar por impulsos, pero ¿no preferirías ser la marca a la que aspiran tus clientes que la marca por la que se conforman? «

ABUS Game Changer

Podéis leer el artículo completo de la fundadora de Apidura en este enlace. No tiene desperdicio (no podía ser de otra forma).