Alberto Contador «Quizás habría tenido que probar algo más»

28

bettiniphoto_0169889_1_full-641x428

Alberto Contador cruzó hoy la meta en tercer lugar, en un día de frío, nieve y niebla en la cumbre de Vallter 2000 que convirtió la etapa reina de la Volta a Catalunya en una carrera realmente dura, aunque las diferencias entre los favoritos no fueran grandes. “Ha sido un día de auténtico ciclismo”, dijo el líder del Tinkoff-Saxo, “en los que te das cuenta de lo dura que es la bici. La verdad es que he tenido buenas piernas y quizás habría tenido que probar algo más, pero bueno, estoy contento porque las piernas van bien. Las opciones tácticas a veces son así, pero la vuelta todavía está muy abierta, quedan tres días y pueden pasar cosas importantes”, resumió Contador.

Todavía con el frío en el cuerpo, pero camino ya del autobús del equipo y la ducha, Alberto pensaba en recuperar lo más rápidamente posible. “Lo importante ahora es no coger frío, recuperar lo mejor posible y mañana será otro día”. En cuanto a lo de que hubiera podido atacar algo más, dijo que en estos casos “nunca sabes cómo van los rivales, pero lo hecho hecho está. Todavía quedan tres días”, advirtió, aunque también reconoció que, después de estas dos etapas de montaña, “de aquí a Barcelona la cosa está muy difícil, pero no imposible”.

Sobre la posibilidad de que la dura climatología hubiera sido la causante de las pocas diferencias que se hicieron en la etapa reina, Contador dijo que el recorrido “es el que hay. Hemos intentado hacer rápida la carrera en el puerto anterior y el grupo se ha reducido bastante en la última subida, aunque no se han podido marcar diferencias suficientes, pero el recorrido es el que es y hay que adaptarse a él”.

Al final, Alberto destacó que hoy ha sido, sobre todo, “un día para seguir construyendo la forma de cara a los próximos compromisos y seguir en esa línea. He tenido buenas sensaciones en la etapa y con eso me quedo, con el trabajo que voy haciendo cada día de cara al futuro. El balance es positivo”.