Tras prohibir patinetes y bicicletas eléctricas, el uso del coche ascendió notablemente así como la duración de los trayectos

Algunas ciudades han prohibido el uso de patinetes eléctricos y bicicletas eléctricas, aunque en este caso, la prohibición es solo por la noche.

1021
Tras prohibir patinetes y bicicletas eléctricas, el uso del coche ascendió notablemente así como la duración de los trayectos
El uso de los patinetes y bicicletas eléctricas en el centro de la ciudad significó un aumento considerable, tanto del uso del coche como de la duración de los trayectos. En la imagen, el estadio Mercedes Benz de la ciudad de Atlanta.

Como era de esperar, tras prohibir el uso de patinetes eléctricos y bicicletas eléctricas durante la noche en el centro de la ciudad, los desplazamientos urbanos en coche aumentaron en un 10%.

No solo eso, sino que los desplazamientos en horas punta de diferentes eventos deportivos, aumentaron hasta en un 37% el tiempo de los mismo.

Así lo recoge un estudio realizado en la ciudad de Atlanta tras entrar en vigor la prohibición.

Atlanta prohibió el uso de patinetes eléctricos y bicicletas eléctricas por la noche

Tras varios accidentes registrados con estos dos VMP a manos de vehículos motorizados, las autoridades de Atlanta decidieron prohibir el uso de los mismos entre las 21:00 y las 04:00 de la noche.

Tanto el uso privado como el de las diversas plataformas quedó suspendido entre dichas horas a partir del 9 de agosto de 2019.

Empresas de alquiler de patinetes eléctricos y bicicletas eléctricas como Bird, Lime, Spin, Gotcha, Jump, Boaz, Lyft, Bolt o Wheels, deshabilitaron sus vehículos de forma remota para que nadie pudiese hacer uso de los mismos durante la noche.

El estudio, realizado por Nature Energy durante 45 días, 15 antes y 15 después de la prohibición (25 de junio al 22 de septiembre), sacó como conclusión que los desplazamientos en coche aumentaron significativamente.

Los datos, sacados de plataformas como Uber Movement, dejaron claro que ciclistas urbanos cambiaron la bicicleta por el coche para sus desplazamientos en ciudad.

En el centro urbano, el aumento del uso del coche subió hasta 10%, mientras los días de eventos deportivos y de ocio en dichas horas, con la congestión causada al no poder utilizar patinetes y bicicletas eléctricas, el tiempo de los trayectos en coche ascendió más del 36%.