«Mi mente estalló. Estoy decepcionado de mi mismo». Wout van Aert tras perder el Mundial de Ciclocrós

510
El belga Wout van Aert sufrió un pinchazo disputando el mundial de ciclocros contra Mahieu van der Poel que le dejó K.O mentalmente - Kristof Ramon-Red Bull

Ayer Domingo 31 de Enero de 2021 era el día del duelo entre los dos titanes actuales del ciclocrós mundial.

Finalmente, el campeonato del mundo de la modalidad se pudo disputar frente a viento y marea en la localidad belga de Ostend, al menos en las categorías superiores. Los juniors vieron como una semana antes de la prueba esta era cancelada.

Esta era la cita del año, la prueba que otorga el mayor galardón a los ciclistas de ciclocrós y que les permite lucir el maillot arcoíris durante los próximos 12 meses.

El pinchazo que estalló dentro de la cabeza de Wout van Aert

El duelo entre Wout van Aert y Mathieu van der Poel estaba garantizado, y así sucedió desde los primeros compases de la carrera.

Tras varios cambios de posición y con Pidcock luchando con su bicicleta de ciclocrós también por la cabeza junto a Toon Aerts , Van der Poel se fue al suelo en una de las zonas más embarradas del circuito de Ostend.

Esto le dio algo de ventaja a Wout van Aert, que intentó mantenerla sin cometer muchos errores.

Pero de repente, y sin haberlo previsto, llegó el causante de que su mente comenzase a tener más fuerza que sus piernas.

“Noté que pinché al pasar por la zona de boxes. Estaba perdiendo presión lentamente. Creo que perdí medio minuto por el pinchazo”.

Wout van Aert

Van Aert pinchó una rueda, e irremediablemente se vio sobrepasado por Van der Poel.

Las palabras tras la carrera definían muy bien como se había sentido tras ver que su rueda se deshinchaba:

«En el Campeonato del Mundo todo tiene que ir a tu parte. De lo único que me puedo culpar es de haberme desanimado. Por alguna razón, ya no pude saltar el muro después de pinchar. Mentalmente, me rompí. Eso no es algo a lo que esté acostumbrado y estoy decepcionado por ello

Finalmente, Mathieu van der Poel se llevaba a casa su cuarto título mundial y van Aert entraba en meta en segunda posición a algo menos de 40 segundos del neerlandés.

Cerrando el podio y llevándose la medalla de plata, el belga Toon Aerts cerraba una gran actuación.