La fiesta de Roglic, Carapaz y Carthy. ¡Todo al rojo!

52
La fiesta de Roglic, Carapaz y Carthy. ¡Todo al rojo!
Mañana los tres primeros de La Vuelta Ciclista a España se juegan la victoria a una sola carta. La suerte está echada.

Con lo bien que había comenzado esta Vuelta Ciclista 2020 y el sabor de boca agridulce que se nos está quedando a muchos tras la última semana de competición…

No se puede criticar nada, pues bastante hemos tenido con poder disfrutar de La Vuelta sin ningún imprevisto de importancia, como si ocurrió en el Tour de Francia o el Giro de Italia.

Las declaraciones tras las primeras etapas eran bastante parecidas entre muchos de los ciclistas profesional, y cada una de ellas terminaba con una frase similar a esta:

«Cada etapa de La Vuelta se corre como si fuese la última»

Pero parece que divisando ya el final del túnel a falta de dos etapas para concluir, por poner un símil visual, muchos ya no corren como si fuese la última etapa, más bien corren deseando que llegue de una maldita vez la ultima etapa.

Y aunque hay corredores y equipos con sed de victoria de etapa, como hemos visto hoy con el EF Pro Cycling y el triunfo Magnus Nielsen, o el Movistar Team intentando lanzar a Alejandro Valverde, lo cierto es que se ha rodado muy rápido pero ha faltado espectáculo.

Esa es la sensación del gran público.

Mañana la general de La Vuelta se juega en la última subida, el Alto de la Covatilla

Sin contar la última etapa, donde en principio habrá tregua salvo los últimos kilómetros en el Paseo de la Castellana de Madrid para disputar la etapa, solo queda el día de mañana.

La decimo séptima etapa de La Vuelta 2020 cuenta con un puerto de primera, tres de tercera, uno de segunda, y el final de categoría especial.

Los tres primeros de la general están en el mismo minuto. Primoz Roglic primero, seguido de Richard Carapaz a 45 segundos y tercero a 53 segundos John Carthy.

Daniel Martin queda relegado a 1:48, mientras que Enric Mas, el primer español ya está a 3:29 y por detrás el siguiente clasificado, Wouter Poels queda a otros tres minutos de él.

La lucha, siendo lógicos, está entre los tres primeros, y en algún punto indefinido de la etapa de mañana La Vuelta va a explotar, pues se juega al todo o nada.

Lo suyo sería que fuese antes de llegar a La Covatilla, pues el puerto de segunda categoría está colocado justo antes y será donde comience la fiesta.

La meteorología influirá más que las propias rampas de La Covatilla

El Movistar Team, el mejor equipo de La Vuelta, se puede conformar con este trofeo más la etapa de Marc Soler, o puede echar un órdago y reventar la carrera desde la misma salida. Sería un sueño aunque luego el resultado fuese «nada».

Las fuerzas andan justas y muchos ya están pensando en llegar a casa y pasar unas navidades con la familia.

Mañana vuelve la lluvia, y con varios puertos que sobrepasan con creces los 1000 metros de altitud, más del de la propia Covatilla rozando los 2.000 metros, el frío y el agua lo van a hacer pasar mal a más de uno.

La suerte está echada y así lo han decidido quienes manejan la baraja. Ahora será la carretera la que decida.

Recuerda que mañana podrás ver la etapa en directo desde la misma salida desde aquí: