El «rebufo» también ayuda cuando van detrás tuya montando en bicicleta

1401
El-rebufo-tambien-ayuda-cuando-van-detras-tuya-montando-en-bicicleta-uci-viento-coches-azules-ciclismo
El famoso rebufo ciclista no solo influye cuando el de delante nos quita el viento. circulando detrás también hay ayuda.

El famoso rebufo ciclista es bien conocido por aficionados y profesionales.

Cuando el viento sopla fuerte de cara es una de las peores sensaciones a las que nos enfrentar cuando montamos en bicicleta, sobre todo en carretera.

Esa sensación de estar gastando más fuerzas de las necesarias y ver como la velocidad va cada vez a menos y no avanzamos.

Por eso resguardarse detrás de algún compañero cuando lo estamos pasando mal sobre la bici ayuda mucho más de lo que muchos se imaginan.

¿Pero qué pensarías si te dijésemos que yendo detrás también nos ayudaría?

En competición, aunque está prohibido ponerse a rebufo de motocicletas y coches de la extensa caravana de vehículos que acompañan a los ciclistas, muchas veces se sigue haciendo la vista gorda ante estos aspectos.

Y es que un estudio realizado por el Doctor Bert Blocken, investigador de la Universidad de Eindhoven y quien también publicó la famosa animación de como el rebufo de los ciclista y runners podría influir en los contagios (puedes verla aquí), también ha estudiado como influyen las motos y coches en competición, pero no solo circulando delante de los ciclistas, también detrás.

Blocken ha trabajado codo con codo junto al equipo ciclista Jumbo-Visma

Si circulamos detrás de otro ciclista, el ahorro de energía es del 35,6% manteniendo la misma velocidad.

Cuando un solo ciclista se sitúa directamente detrás de otro ciclista, ese ciclista gasta un 35,6% menos de energía para superar la resistencia aerodinámica para mantener la misma velocidad.

En una contrarreloj por equipos, si vamos el último de la fila de 9 ciclistas, esta ayuda aumenta hasta el 58%.

En cabeza del pelotón, la ayuda llega hasta el 85%

Circulando detrás de una fila de unos 15 ciclistas pero en cabeza del pelotón, la ayuda asciende hasta el 85%. Un dato realmente esclarecedor para saber qué ocurre cuando un vehículo circula detrás nuestro.

Para los curiosos, si circulamos dentro del pelotón, rodeado de ciclistas, solo tendremos que gastar un 5% para mantener la velocidad del grupo.

Volviendo a los vehículos de carrera que circulan detrás de los ciclistas, partimos de la base de que la ayuda que nos ofrece una moto y un coche cuando circulan delante nuestra es prácticamente la misma.

Según los estudios de Blocken, cuando un vehículo va delante nuestra mientras pedaleamos a una distancia de un metro, la ayuda llega hasta el 75%. (recordamos que la de un ciclista es solo 35,6%).

Cuando la distancia aumenta hasta los 5 metros, la ayuda del rebufo baja hasta el 36%. Si continuamos aumentando la distancia entre la moto y el ciclista, estos son los datos del estudio:

  • A 1 metro = 75% ayuda
  • A 5 metros = 36% ayuda
  • A 10 metros = 23% ayuda
  • A 20 metros = 15% ayuda
  • A 40 metros = 10% ayuda
  • A 50 metros = poca, pero sigue existiendo ayuda

Como vemos, no vale con que los coches y motos estén separados 10 metros por delante de los ciclistas.

En un momento puntual, la ayuda es momentánea, pero en un día de viento frontal en una escapada o en una contrarreloj, las cosas cambian bastante.

¿Cuánto ayuda a un ciclista que un coche o moto circule detrás suya?

Pues aunque no lo creas, circulando en coche o moto detrás de un ciclista la ayuda también es considerable, y esto se debe a que el vehículo al desplazarse, está empujando el aire que encuentra a su paso, creando una especie de burbuja de fuerza que lo envuelve en la parte delantera.

Aunque la ayuda no es ni mucho similar a la de ir detrás, existe. En este vídeo podemos verlo d forma gráfica:

En concreto, una motocicleta, circulando detrás de un ciclista a un metro, le genera una ayuda en la aerodinámica del 3,8%.

Cuando estea se separa a 2 metros, esta baja hasta el 1,7%, mientras que a los 10 metros es casi inapreciable, pero también existe, en concreto un 0,1%. 

En el caso de un coche, la ayuda prácticamente se duplica, llegando a los 0.2% a 10 metros.

El Doctor Bert Blocken también recalca que sus estudios se han realizado sin las bicicletas en la baca del coche, lo que seguro haría aumentar estas cifras.