Iago Garay. ¡El descenso no está muerto!

88

Tras nuestra odisea por los Alpes nos dirigimos a los Pirineos, concretamente a la estación de Panticosa, para los Campeonatos de España de Descenso.

Llegamos allí el martes por la tarde. El circuito apenas había cambiado con respecto al del año pasado, estos cambios estaban tras pasar el primer cortado de madera, éste giraba a la izquierda y entraba en una zona muy técnica a través de un tubo, que al ser tan reciente y estar en una zona muy frondosa del bosque, estuvo todo el tiempo muy embarrado. Luego el circuito salía a un prado en dónde se encontraba con el circuito del año pasado y donde había dos nuevos saltos bastante grandes. El resto del trazado no sufría cambios, manteniendo la espectacular zona final de piedras donde se provocarían la mayoría de caídas y roturas de componentes durante la carrera.

Estuve 3 días entrenando el circuito, fue fácil de memorizar ya que era prácticamente el mismo del año pasado, por lo que desde las primeras bajadas ya estaba yendo a un buen ritmo. Habiendo montado tan sólo 2 días en mi nueva Santa Cruz estaba preocupado que al ser una bici nueva afectase a mi rendimiento, sin embargo, la adaptación fue inmediata siendo capaz de ir incluso más rápido que el año anterior en apenas 2 bajadas. La V10 es una bici muy estable tanto en zonas técnicas como en zonas de alta velocidad, además gracias a su geometría y peso ultra ligero, es la bici más manejable que he probado hasta hoy, yo mismo me sorprendía de lo fácil que me resultaba levantar la bici del suelo para pasar grandes rocas por el aire o realizar nuevas trazadas.

Debo decir que la mejor parte de esta carrera fue el reencuentro con todos mis amigos, hacía exactamente un año que no veía a mis compañeros que compiten en descenso. Todo el fin de semana fueron buenos momentos, poniéndome al día de como les había ido a todos durante este año, algunos con nuevos trabajos, otros acabando sus estudios e incluso alguno que en breves será padre! En los 10 años que llevo ya compitiendo debo decir que ahora mismo, pese a la mala situación en la que se encuentra esta modalidad respecto a la escasez de competiciones, en los padock se respira una onda buenísima, puedes ver a todos los corredores compartiendo bajadas, risas, carpas o comidas, demostrando que los corredores de descenso somos capaces de dejar la competitividad al margen y disfrutar con nuestros amigos haciendo lo que más nos gusta.

iagoGaray2
Así de feliz estaba con mi nueva V10. #V10jump

He estado preparando todo el año esta prueba y se notaba en la seriedad con la que la mayoría de corredores afrontaban el domingo. Sólo se nos permitió hacer una bajada de reconocimiento por la mañana del domingo, lo justo para poder ver como había quedado el circuito. Con una puntualidad maravillosa la carrera comenzó a las 9 de la mañana, todas las categorías fueron bajando hasta que sólo quedaron los sub 23 y élite. Hice mi bajada clasificatoria, cometiendo un par de pequeños fallos pero llegando a meta con un buen tiempo de 3 minutos 38 segundos, quedando al finalizar la carrera en 1ª posición sub 23 y 3ª scratch. Aunque me encontraba muy bien en el circuito no me esperaba este resultado, especialmente al obtener 6 segundos de ventaja respecto al 2º clasificado sub 23. Pero esto sirvió para motivarme aún más, sabiendo que el podio absoluto estaba al alcance de mi mano si lograba hacer una buena bajada sin fallos.

Subí pronto a la salida, con tiempo para prepararme para la segunda manga. Empecé a calentar como hago habitualmente, 20 minutos antes de mi hora de salida, pedaleé durante 10 minutos, luego hice un calentamiento de tren superior y unos estiramientos, para, por último, repasar el circuito mentalmente y estar listo para la salida. Sin embargo, hubo un problema en el circuito, un caído hizo que tuvieran que parar la carrera y a todos los que estaban en pista, por lo que los 10 últimos corredores tuvimos que esperar a que los corredores a los que habían parado volviesen a subir y repitiesen su bajada. Retrasando mi salida en más de 20 minutos, rompiendo totalmente mi plan de calentamiento, ya que tuve que volver a empezar a calentar y la incertidumbre de cuándo sería mi hora de salida, sumada con el fuerte calor del medio día, hizo que no estuviera lo preparado que había planeado.

Aún así tome la salida de la manga final, en las primeras curvas me notaba que no estaba yendo tan rápido como solía, aunque conseguía hacer todas las trazadas como había entrenado, intenté espabilar y mejoré bastante el ritmo. Logré llegar abajo sin fallos y con una buena bajada aunque, como mis sensaciones me decían, el tiempo no fue tan bueno como esperaba empeorando en 1 segundo el tiempo de mi primera bajada. Sin embargo ese tiempo fue suficiente para que me proclamase Campeón de España sub 23!!! Tras 10 años persiguiéndolo por fin lo logré!!!! Y no sólo eso, si no que marqué el 4º mejor tiempo absoluto.

Para rematar el día pude compartir el podio con dos grandes amigos, Iraitz Etxevarria y «Jorgito» García, 2º y 3º respectivamente. En élite Toni Ferreiro sigue con su año espectacular y se llevó el Campeonato de España, seguido del canario, Gabriel Yeray Vargas y Bernat Guardia.

Haciendo una lectura del fin de semana sólo puedo decir una cosa, dedicada a todos los escépticos del descenso, ¡el descenso no está muerto! Con un ambiente inmejorable y una cantera buenísima, con un top 10 lleno de sub 23, júniors e incluso un cadete!! España aún tiene mucho futuro en el descenso.

iagoGaray
Podio sub 23: 1º iago Garay 2º Iraitz Etxebarria 3º Jorge García.
Foto: Emilio Capo

Ahora mismo estamos de nuevo camino a Andorra, donde empezó nuestro periplo veraniego, para la 3ª prueba de la Copa del Mundo de Descenso, donde un gran número de españoles iremos a competir y donde espero seguir con esta racha de buenos resultados. Así qué estad atentos a mi Facebook,  para ver como va pasando la semana y en breves volveréis a recibir noticias mías!

Un saludo,
Iago.