Zobe – River Trails

57

El sonido de la lluvia en la mañana de un día de verano, estando aun en la cama con los ojos cerrados, el primer pensamiento que se nos pasó por la cabeza fue el de «campillo».

Una docena de mensajes de whasup, una conversación de facebook, dos llamadas, y antes de que cualquier otro pensamiento desvanezca nuestras esperanzas de poder montar con el terreno húmedo, ya estábamos sobre nuestras bicis.

Construir un campillo no es nada fácil. Tener que abandonarlo mucho menos, y es que en los tiempos que corren, puedes talar o quemar un bosque entero para hacer una urbanización, un campo de golf o una carretera, pero no puedes hincar una pala en un terreno sin mas ser vivo que las pulgas o los mosquitos, sin tener a los agentes de la autoridad soplándote en la nuca.

River Trails nació con la ilusión que nacen todos los campillos, y murió en todo su esplendor, a manos de los poderosos.

Por: Juan Angel Triguero