«Ya ni si quiera llevo el teléfono móvil en bici para que no me lo roben»

2044
Los ciclistas locales están cada vez más preocupados por el aumento de los robos de bicicletas y asaltos en la carretera.

Los robos de bicicletas de alta gama se siguen multiplicando en muchos lugares del mundo.

Los ladrones de bicicletas cada vez se especializan más y se pasan horas investigando por que lugares pasan o donde viven los ciclistas con las bicicletas más caras y que luego tienen mejor salida en el mercado de segunda mano.

También son frecuentes los robos y asaltos a ciclistas que montan en bicicleta, tanto de montaña como de carretera, y lo hacen en solitario.

Varios ciclistas han sido asaltados en los últimos días en la misma carretera

Hoy nos hacemos eco de una noticia desde el otro lado del charco, más en concreto en la famosa Berkeley, en California, donde los ciclistas locales cada vez tienen más miedo de salir en bici en solitario por el aumento de robos.

En los últimos meses, y tras los diferentes confinamientos, el aumento de ciclistas ha venido de la mano también con un crecimiento de los robos.

La mayoría de ellos se realizan en carreteras con poco tráfico como la de Grizzly Peak, donde además los ciclista van a muy baja velocidad ascendiendo y son más vulnerables.

El método de los ladrones consiste en sacar de la carretera con su coche al ciclista, para una vez en el arcén y detenido, asaltarle para robarle todas sus pertenencias, incluida la bicicleta.

La policía ha pedido que los ciclistas monten con bicicletas menos llamativas o caras

Los asaltantes amenazan a los ciclista con cuchillos y pistolas, y tras entregar el botín, huyen en coche.

La policía ha recomendado no salir en bici en solitario por determinadas carreteras, intentar utilizar bicicletas menos llamativas o caras y nunca llevar la pertenencias como el teléfono móvil, las llaves de casa o las diferentes tarjetas y documentación, en una bolsa sobre la misma bici.

Las últimas bicicletas robadas tienen unos precios entre los 5000 y 1000 dólares.

«Te crees que vives en una sociedad, y te aleja uno kilómetro de la ciudad y es como en el viejo oeste»

En el vídeo que podrás ver a continuación, hay ciclistas que han decidido salir con su vieja bicicleta e incluso dejar el teléfono móvil en casa por el miedo a que alguien se lo robe también.