Y tú, ¿cómo empezaste a montar en bicicleta?

¿Que o quién te introdujo en el mundo del ciclismo?

107
Y tú, ¿cómo empezaste a montar en bicicleta?
Todos tenemos unos inicios, un punto de inflexión, una razón o un motivo el cual siempre termina en un mismo lugar, nuestra querida bicicleta.

Todo tiene un principio, un comienzo, y hay veces que incluso varios.

La mayoría de las personas aprenden a montar en bicicleta desde bien pequeñitos, pero eso no significa que se aficionen al ciclismo o que monten en bici con asiduidad.

Como existen infinidad de razones y motivos para dedicar nuestro tiempo libre a disfrutar de la bicicleta, ya sea en la carretera, la montaña o el circuito, nos gustaría saber cómo empezaste tú a montar en bicicleta.

Muchos han optado por el ciclismo por salud, para perder peso y mantenerse en forma.

La bicicleta es la auténtica felicidad

Otros también lo hacen por salud, pero de otro tipo, como pueda ser la salud mental. Montar en bicicleta no solo nos despeja la mente, sino que activa todo nuestro cuerpo eliminando el estrés y generando felicidad en forma de endorfinas.

Los hay incluso que tras dejar una relación de pareja o perder un trabajo, cogen la bicicleta por primera vez y ya no la vuelven a soltar en la vida.

Y es que la bicicleta, para el que la descubre, es muy difícil que la deje, al menos durante mucho tiempo.

La famosa frase de la película Casablanca no era «Siempre nos quedará París«, la frase original y que todos nosotros sabemos es «Siempre nos quedará la bicicleta«.

Y a ti, ¿qué te aficionó al ciclismo?