¿Y si nos quedamos sin Juegos Olímpicos, sin Tour, sin Vuelta…?

1716
¿Y si nos quedamos sin Juegos Olímpicos, sin Tour, sin Vuelta...?
¿Vuelta, Tour y Olimpiadas 2020?

Más de 1000 muertos y 20.000 infectados por el coronavirus.

Estos datos son de España a día de hoy a primera hora de la mañana del 20 de Marzo de 2020.

El número de fallecidos es real, aunque sigue subiendo por minutos. El de infectados no es tan real, pues solo se contabilizan las personas a las que se les ha realizado el test, ese que los médicos, por ordenes de los de arriba, ya están dejando de realizar a muchas personas que acuden a los hospitales.

Estos datos se van a duplicar en la próxima semana, posiblemente se tripliquen. Italia ya supera a China en número de fallecidos.

Esto no es alarmar, es una realidad que está en la hoja de ruta del coronavirus, y que los científicos y expertos manejan desde hace semanas.

La tasa de mortalidad sube, y no precisamente porque el virus mute o sea más mortal. Sencillamente sube porque los médicos no dan a basto con tanto contagiado en estado grave, y muchos mueren. Muchos van a morir.

También sube porque no se están tomando las medidas de contención necesarias para que la epidemia nos infecte poco a poco, sin que colapsemos los servicios sanitarios. A estas alturas todo el mundo debería estar en su casa, salvo los servicios «vitales». Un estanco o un edificio en construcción no es vital. Mucho menos un ciclista entrenando en la carretera.

Bien. Por otro lado aquí, en España, seguimos viendo como por ejemplo algunos ciclistas profesionales y asociaciones ciclistas piden que se les deje salir a entrenar.

En otros países de la Unión Europea están dejando entrenar a los deportistas profesionales, e incluso permitiendo salir a correr o pasear por «salud», tanto física como mental, a las personas que están encerradas en sus casas.

¿Es ético? ¿Es solidario? ¿Es bueno para controlar la epidemia?

Nosotros no sabemos que va a pasar al final de todo esto. Nos basamos en las noticias y como evolucionan estas, en los mensajes de científicos y expertos en epidemiología, y en nuestras propias conclusiones mezclando toda la información de la que disponemos.

Pero una cosa si está clara, sin la colaboración de todos y cada uno de nosotros, esto puede ser aún mucho peor.

¿Ético?. No vamos a poner el ejemplo del Tour de Francia. Según como va evolucionando la cosa, mucho nos tememos que va a pasar lo mismo que con el Giro de Italia. Pero sí podemos ponerte el de la Vuelta a Ciclista, que está prevista para finales de Agosto. (lo de Vuelta Ciclista a España ya no se puede decir).

Chris Froome se encuentra entrenando en Sudáfrica junto a algún compañero del Team Ineos. Si por suerte, esa zona del planeta se libra del coronavirus, seguirá con sus entrenamientos y llegará como un toro después de su grave lesión por caída en bicicleta el pasado verano.

Imagina que vence en la Vuelta Ciclista 2020. A nadie le sorprendería, pues mientras media Europa y gran parte del pelotón internacional están recluidos en sus casas a base de rodillo y sentadillas, Froome habrá estado haciendo kilómetros y kilómetros, series, gimnasio, masajes,, etc como un loco durante todo el tiempo que dure esta pesadilla

Ganar una Vuelta a España está al alcance de muy pocos, pero esa victoria no tendrá el mismo valor que si no hubiese existido el coronavirus. Hay que ser realistas, y sinceros.

Ciclistas profesionales vs sociedad

La cosa es un poco más complicada que vencer La Vuelta, y a la reacción de las gran mayoría de las personas sobre las opiniones de Perico y Contador, por poner un ejemplo, nos remitimos. De todas maneras, las opiniones de las personas pueden cambiar con los acontecimientos.

Esto es cosa de todos, y cuando se dice todos, es todos. Cuando este triste episodio termine, muchos se van a acordar de los que han sido solidarios en los momentos que hacia falta serlo (debería ser siempre).

Y no es cosa de los ciclistas profesionales residentes en España, también es de los que sí se les está permitiendo entrenar en otros países del mundo. No queremos decir que se prohíba en estos países también, cada cual valorara la situación de sus habitantes.

Froome puede parecer que ahora es uno de los más listos de la clase (lo de Froome es un ejemplo gráfico, no tenemos nada contra él), ajeno a los problemas que tienen el resto del pelotón internacional o en su propio país.

Pero cuando llegue la hora de la verdad, cuando podamos volver a ver competiciones profesionales de cualquier deporte, cuando llegue la hora de los podios, se verá reflejado quién ha sido solidario con sus compañeros y con el resto de la sociedad cuando hacía falta.

Tampoco somos de suspender toda competición deportiva en 2020, pues con la inminente crisis económica que se nos viene encima, que algunos expertos ya están estimando que puede ser peor que la que pasamos a partir del año 2008, lo menos beneficioso para todos es que no se celebren los grandes actos deportivos o sociales. Pero eso depende del virus y como cambiará la sociedad cuando todos volvamos a salir a la calle, no de nosotros.

Pero cuando llegue ese momento, estamos seguros que todos los que han sabido ver el problema global al que nos estamos enfrentando y han puesto todo lo que estaba en sus manos para que juntos, y sobre todo siendo solidarios, superemos esto de la mejor manera posible, se verán recompensados.

Ahora todos somos del mismo equipo, y el que vaya a su aire pensando únicamente en beneficio propio y el de los suyos, más tarde obtendrá el resultado de sus decisiones.

Veremos como evoluciona todo esto de aquí al Lunes. #yomequedoencasa