Vingegaard Vs. Pogacar y el mayor gesto de deportividad de los últimos tiempos del ciclismo profesional

855
Vingegaard Vs. Pogacar y el mayor gesto de deportividad de los últimos tiempos del ciclismo profesional
Jonas Vingegaard y Tadej Pogacar cogidos de la mano en una de las etapas decisivas del Tour de Francia 2022. Pogacar se fue al suelo y Vingegaard le esperó para seguir juntos en carrera.

Que los ciclistas estamos hechos de una pasta muy especial, lo sabe todo el mundo.

Ya sea sin fuerzas, enfermos, sangrando o a una pierna si hace falta, nadie nos puede parar cuando nos subimos a una bicicleta.

Si añadimos un escalón más, hasta llegar al ciclismo profesional, la cosa se multiplica por mil, ellos son auténticos superhombres (y supermujeres).

La deportividad en el ciclismo siempre ha sido uno de los principales valores

Saludar al cruzarte con otros ciclistas, esperar al más rezagado del grupo subiendo o bajando, preguntar si esta todo bien a alguien parado a un lado de la carretera o camino, ayudar a un animal en peligro, etcétera, son algunas de las pequeñas acciones que nos caracterizan a los ciclistas.

A comienzos de este Tour de Francia, algunos aficionados criticaron una acción del mismísimo Tadej Pogacar.

Fue cuando Primoz Roglic calló en una curva en la famosa etapa de los adoquines.

Poco después de quedarse cortado el del Jumbo-Visma, Pogacar atacó y se marchó del grupo en el que pedaleaba.

Fue una acción de carrera en una etapa muy complicada y que seguramente no tuvo relación alguna, pues Pogacar estuvo más que combativo durante toda la etapa.

Además, en ese tipo de terreno, es complicado saber que ocurre unos metros más atrás o incluso esperar a un compañero con la carrera tan rota, los adoquines, la estreches y tanto vehículo motorizado.

Pero volviendo al presente, ayer vivimos un momento no solo a remarcar, sino también para recordar.

Tras la caída de Tadej Pogacar, Vingegaard le espera, y cuando se encuentran Pogacar le ofrece la mano para dar las gracias

Tadej Pogacar volvió a intentarlo una y otra vez durante la etapa de ayer, la última de montaña de este Tour de Francia 2022.

Lo intentó subiendo y también bajando, pero las cosas no le salieron como esperaba, o sí…

Lo cierto es que a unos 30 kilómetros de meta, en la última bajada camino de Hautacam, el Col de Spandelles, el ciclista del UAE Team también probó suerte.

Puso en apuros a Jonas Vingegaard, que por poco se va también al suelo, pero fue el propio Pogacar quien no pudo evitar una caída.

En una curva forzada a izquierdas, se salió del asfalto, y al ir a pedalear, su rueda delantera le patinó.

La caída no fue muy dura, pues ni si quiera soltó su bicicleta con la mano derecha, pero el golpe se lo llevó y perdió contacto con el danés.

Un derroche de ciclismo y deportividad entre Tadej Pogacar y Jonas Vingegaard

A los pocos metros, y ya reincorporado en carrera con el culotte roto y el muslo magullado, Tadej Pogacar llegó a la altura de Jonas Vingegard.

Este le preguntó si estaba bien, a lo que Pogacar contestó que si con su mano, para acto seguido estrechar con la misma mano la de Vingegaard mientras pedaleaban.

Una imagen que quedará para el recuerdo y que debemos recordar, del líder del Tour de Francia, el maillot amarillo de la carrera, y el dos veces ganador de la misma y segundo en la general vestido con el maillot blando de mejor joven, estrechándose la mano en plena batalla por el triunfo final.

Tadej Pogacar y Jonas Vingegaard, han demostrado, pese a su juventud, que son dos ciclistas de los pies a la cabeza, han dado espectáculo, momentos únicos y derrochado deportividad sobre la bicicleta y sin ella.