Vincenzo Nibali preocupado por el tiempo en los grandes puertos del Giro de Italia

Varios son los pasos de montaña donde en estos momentos nieva con intensidad y están a varios grados bajo cero de temperatura máxima.

179
Vincenzo Nibali preocupado por el tiempo en los grandes puertos del Giro de Italia
Al ciclista italiano no le preocupa el frío o la nieve directamente cuando llegue el momento de superar los 2.500 metros de altitud de alguna de las etapas del Giro de Italia 2020.

Concluida la primera semana del Giro de Italia, los corredores que todavía optan a la victoria final en esta gran vuelta ciclista por etapas, ponen su punto de mira en Los Alpes.

Varias son las llegadas en alto, y aunque aún queda una larga semana de transición, las predicciones meteorológicas no son nada halagüeñas.

Y es que no es lo mismo subir un puerto 1.000 metros por muy duro que sea, que rondar los 3.000 metros de altitud de algunas carreteras por donde pasarán los ciclistas.

Una de las etapas clave de este Giro de Italia, de las que aún quedan por disputar, es la decimo octava, que tendrá lugar el Jueves 22 de Octubre.

Con salida en Pinzolo y llegada en el Lago di Cancano a más de 1.900 metros de altitud, los ciclistas tendrán que ascender antes un puerto de segunda categoría (Campo Carlo Magno), uno de primera (Paso de Hofmahdjoch), y otro de categoría especial, el temido Paso del Stelvio.

Este último, a más de 2.700 metros de altitud y más cercanos a Noviembre que a Septiembre, es uno de los puertos que preocupan a uno de los grandes favoritos, Vincenzo Nibali.

Pero no es que le de miedo ascenderlo por el tiempo que pueda perder, o que el frío, la lluvia e incluso la nieve pueda afectar a su rendimiento o el resto de participantes.

¿-6º C de temperatura máxima es mucho frío para montar en bici?

Nibali está preocupado si llegado el momento, y las inclemencias meteorológicas son las que «se esperan», podrían llegar a anular la ascensión por parte de la organización del Giro de Italia:

«Siempre he preferido las subidas más largas y, por supuesto, sin ellas, el enfoque de la carrera podría cambiar mucho.»

Vincenzo Nibali

Pero no es la única que preocupa al escalador italiano. La penúltima etapa es muy similar a esta, con tres puertos de primera categoría por encima de los 2.000 metros, con los imponentes 2.744 metros del Colle Dell’Angelo.

Nibali además tiene claro que la llegada del frío no solo va afectar en la última semana de competición, aunque es la más preocupante.

Para que te hagas una idea, en el Paso del Stelvio en estos momentos están a -6º C de temperatura máxima, con mínimas de -12 ºC.

Se esperan bajas temperaturas en los próximos días, y quién no esté preparado no lo va a pasar muy bien:

«La resistencia a temperaturas más frías será determinante en este Giro. Los ciclistas tienen muy poca grasa corporal. Elegir la ropa adecuada y tomar la comida adecuada será decisivo.»

Vincenzo Nibali

Por el momento, esperaremos hasta mañana para conocer los resultados de los test realizados tanto a corredores y personal de equipos, como a la propia organización.