Vídeo: Una caída en el bike park le dejó tetrapléjico, pero tres años después ha vuelto…

304
Vídeo: Una caída en el bike park le dejó tetrapléjico, pero tres años después ha vuelto...
Una dura caída en bicicleta le puso en una silla de ruedas paralizado de brazos para abajo, pero él quería volver a montar en bicicleta...

Michał Święciński, un ciclista polaco apasionado de la bicicleta de montaña desde que tenía 14 años, cuenta su historia tras quedarse tetrapléjico realizando un salto en el bike park de Whistler.

A los 17 años pudo comprarse su primera bicicleta de Freeride. Impresionado por innumerables vídeos de mountain bike y ciclistas locales, siempre tuvo en mente un sueño, viajar al mejor bike park del mundo, Whistler.

Tras muchos kilómetros recorridos pedaleando y mil y una aventuras, por fin pudo reunir el dinero necesario para el viaje de su vida.

Un mes montando en bicicleta en Whistler

Corría el año 2014, y junto a un grupo de amigos, aquel verano viajaron hasta Canadá para ver hecho realidad su sueño.

Todo iba de maravilla. Decenas de bajadas cada día, probando nuevos circuitos y desbloqueando saltos, fiestas, baños en el lago y disfrutando del famoso Crankworx.

Corría el día 20 de su viaje cuando todo se nubló.

En un cortado de la bajada «Crabapple Hits», Michał recepcionó demasiado empuntado con su bicicleta de montaña, saliendo despedido por delante del manillar y aterrizando duramente con su cabeza contra el suelo.

Tres semanas en coma…

Tuvo que volver a aprender a respirar, a mover sus músculos y a adaptarse a una vida totalmente diferente.

Tras el accidente, pasaron tres semanas hasta que fue consciente de lo que había ocurrido.

En este vídeo podemos ver algunos momentos memorables de aquel verano de 2014 en Whistler:

Perdió la movilidad de los brazos para abajo, incluidas sus manos, pero no desesperó.

«Tuve que empezar de cero, pero la sensación de movimiento, conectarme con la naturaleza, encontrar fluir y pedalear, resultó lo mismo que antes.»

Tras tres largos años realizando rehabilitación cinco días a la semana durante más de cinco horas cada día, se propuso un reto, volver a la bicicleta.

Finalmente llegó el día en volver a subirse a una bicicleta, adaptada eso si, y en la que podía pedalear moviendo sus brazos pero con las manos atadas a las bielas.

Para frenar, un sistema adaptado le permitía hacerlo con el codo.

Pero no había impedimento alguno que le quitase la ilusión de volver a sentir el aire en la cara, de sentir el movimiento, la conexión con la naturaleza y ver que podía moverse por si mismo con la ayuda de una handbike.

Comenzó a grabar vídeos y a descubrir nuevos senderos

Poco a poco fue progresando, tanto sobre la bicicleta como con su cámara de vídeo.

Tanto es así que ha tenido que lanzar una campaña para recaudar fondos y poder comprar una bicicleta adaptada que se ajuste mejor a su forma de montar en bici y los caminos por los que circula.

Con su actual bici ya ha tenido más de un problema, ya que no aguanta el trato que Michał le da.

En su último vídeo, podemos verle en acción por los senderos locales de Kraków, en Polonia.

Si quieres saber mas sobre su historia, puedes hacerlo desde aquí, donde encontrarás más vídeo y donde poder ayudarle.