Vídeo: Un ciclista tira de un manotazo a un drone que le molestaba

9
Vídeo-Un-ciclista-tira-de-un-manotazo-a-un-drone-que-le-molestaba

Los drones o aviones no tripulados son otra de las modas que inundan nuestras calles, carreteras, campos y por su puesto cielos.

Los hay de mil y un tamaños y de mil y una formas, con uno, dos, cuatro y hasta ocho motores de reducidas dimensiones, pero suficientemente potentes como para conseguir llevarlos a varios metros de altura.

Ciclobrava 2020

En zonas urbanas, cada vez está más restringido su uso y en muchas ni si quiera está permitido volarlos, ya que no solo pueden ser peligrosos por cortes con las hélices o caídas inesperadas sobre las personas, incluso sobre los vehículos, incluidas las bicicletas.

Pero también está limitado su uso ya que existen personas que los utilizan para actos delictivos o no permitidos. Desde posibles atentados, a volar entre el tráfico aéreo o espiar donde no deben con sus cámaras de alta resolución.

Este es el caso del siguiente vídeo, donde aparecen dos ciclistas que tras terminar su ruta en bicicleta de carretera, se dirigen a un banco para sentarse y charlar mientras se refrescan con una buena cerveza.

En ese instante aparece frente a ellos y a pocos metros un drone con cámara integrada. A uno de los ciclistas, el que ya se encuentra sentado la acción le pare graciosa y sigue degustando su cerveza sin temor alguno.

Pero el drone cada vez se acerca más a ellos, y se coloca frente a los dos ciclistas a menos de dos metros y a la altura de su cabeza.

En ese instante, ciclista que estaba de pie colocando su bicicleta coge una bolsa que presumiblemente tendría alguna lata de cerveza más dentro con la intención de darle al drone con ella, pero en el esfuerzo y con las zapatillas de carretera puestas, resbala y cae al suelo.

Allí, tras su enfado por el culetazo y el maldito drone, con la mano abierta le da de lleno y lo tira al suelo.

El resultado, un motor averiado, la estructura partida, la lente de la cámara rallada y el estabilizador electrónico de esta destrozado.

ABUS Game Changer

Más tarde descubrirían que se trataba de un conocido que se encontraba a pocos metros y quería gastarles una broma para ver como reaccionaban. La próxima vez seguro que idea una broma algo menos pesada.