Vídeo: Un autobús se cuela en un carril bici segregado y protegido

El tema de los carriles bici, como los precios de las bicicletas, no van a parar de subir en número, y es que cada vez son más las ciudades que optan por pacificar sus calles quitando espacio a los coches con diferentes vías ciclistas.

En el caso de los carriles bici segregados y protegidos por algún elemento vertical, estos están pensados para que bajo ningún concepto los conductores de vehículos motorizados invadan el espacio dedicado en exclusiva a los ciclistas y otros VMP (Vehículos de Movilidad Personal).

Con un elemento vertical como pueda ser un bordillo, o en el caso del siguiente vídeo, un muro de hormigón, sería imposible pensar, salvo un accidente muy grave, que un coche invadiese dicho carril bici, mucho menos un autobús.

Pues estas cosas ocurren (puedes ver algunos ejemplos aquí), y mucho peores que las de que un coche invada el carril bici saltándose el muro o quitamiedos que lo separa el carril bici de la calzada.

No es la primera vez que vemos un autobús invadir una vía ciclista, y aunque no es muy común, de vez en cuando ocurre

Este caso es «especial», pues el carril bici en cuestión, situado en lo que parece el lateral de una gran carretera de Taiwan, es estrecho y tiene un muro o quitamiedos de hormigón a cada lado.

¿Y cómo se ha metido ahí el señor conductor del autobús? Eso quisiéramos saber, y también como ha conseguido salir.

Por lo que podemos ver, el carril bici se estrecha cada vez más y parece que se va a quedar encajonado con su voluminoso vehículo.

Navega por la nube de etiquetas o comparte el artículo con más amigos y ciclistas: