Vídeo: Otro coche eléctrico Tesla autónomo al que le gusta atropellar ciclistas

Con una tecnología aún en pañales, estos coches autónomos ya circulan por nuestras calles y carreteras.

415
Video-Otro-coche-electrico-Tesla-autonomo-al-que-le-gusta-atropellar-ciclistas
El pasajero del coche autónomo de Tesla tuvo que echar mano al volante para evitar el atropello de dos ciclistas.

En pleno debate por la eliminación de los sensores ultrasónicos en los futuros coches eléctricos de Tesla, sale a la luz otro vídeo de un coche Tesla sin conductor a punto de atropellar a un ciclista.

Y es que no es el primer coche autónomo Tesla al que se la Inteligencia Artificial se le queda atascada y a punto está de atropellar a un ciclista.

Como ya vimos en este vídeo y en esto otro contra un carril bici, la Inteligencia Artificial de los coches sin conductor Tesla que don Elon Musk nos quiere vender, no es tan inteligente como cuentan.

El coche autónomo Tesla decidió girar contra un ciclista, pero el conductor evitó el atropello

Si nos fijamos en este último vídeo publicado en las redes sociales por @TaylorOgan, existen varias cosas graves.

La primera, es que la AI del Tesla autónomo, decide girar el volante donde no hay intersección o cambio de carril.

Si nos fijamos, es un carril bici segregado y no protegido, delimitado por una línea blanca continua y bien clara.

La segunda, es que además de no haber calle donde girar, parece que quiere invadir dicho carril bici.

Los coches autónomos ya están circulando en muchas ciudades del mundo, aunque su tecnología aún deja mucho que desear según que situaciones

Tercero, decide hacerlo justo cuando viene una ciclista en dirección contraria.

Pero hay más, y es que otro ciclista venía por el carril bici en el mismo sentido que el coche. Desconocemos hasta que punto los sensores de los coches autónomos son capaces de detectar personas, ciclistas, patinetes y otro VMP en todos sus ángulos.

El susto que se lleva el pasajero del Tesla autónomo es real, y suerte que tuvo reflejos y cogió el volante a tiempo para rectificar.

Si no, el despiste de la Inteligencia Artificial del coche eléctrico autónomo de Tesla, podría haber terminado en atropello a un ciclista.