Vídeo: Los únicos supervivientes del Mundial de DH en Leogang

335
Video-Los-unicos-supervivientes-del-Mundial-de-DH-en-Leogang
Pocos ciclistas salieron "con vida" del famoso bosque de Leogang. Ni los ciclistas más expertos del mundo pudieron llegar a meta sin rebozarse por el pegajoso barro austriaco.

Lo vivido ayer en el Campeonato del Mundo de Descenso 2020 en bicicleta de montaña en Austria fue sin duda épico.

Pocos fueron los que salieron «con vida» de el famoso bosque de Leogang. Ni los más viejos del lugar recuerdan un mundial tan accidentado como el de ayer.

Muchos temían al frío, la nieve y la lluvia, pero no eran estos elementos los que iban a causar directamente el desastre de meses de espera y tediosos entrenamientos de la gran mayoría de ciclistas de montaña.

El bosque escondía en sus entrañas todo tipo de trampas, las más mortales las famosas raíces.

Pero no eran las únicas. Muchos se vieron atrapados en el intenso lodazal, quedando sus bicicletas de descenso, equipadas con cubiertas de barro para más detalle, totalmente paralizadas y con las ruedas atascadas por completo.

Todos cayeron, menos dos

Bueno, en realidad alguno más se salvó, pero no pudieron mantener la velocidad de crucero necesaria para evacuar el barro de sus ruedas y no quedar atascados.

En féminas, la suiza Camille Balanche conseguía bajar de una pieza, fluida y sin tener que poner las manos en el suelo (los pies era inevitable), lo que le permitía un colchón de muchos segundos sobre el resto de competidoras. La única que se le acercó fue Myriam Nicole, pero una pequeña salida de pista la hizo perder demasiado tiempo.

En hombres, también sorpresa, o no, pues la combinación era sencilla de decir pero muy complicada de realizar.

Bajar rápido, sin arriesgar demasiado y no cometer ningún fallo, al menos en el dichoso bosque. Y esto fue lo que hizo el inglés Reece Wilson, quién calentó el frío Hotseat hasta que el último corredor en pista, el francés Loic Bruni, consiguió bajar de la ladera, magullado, dolorido y cubierto de barro de pies a cabeza.

Estos son los vídeos de los ganadores de una jornada épica en Leogang, y que serán recordados durante muchos muchos años.