Vídeo: Los problemas de los rodillos de entrenamiento y los vecinos por los ruidos que generan

17886
Vídeo-Los-problemas-de-los-rodillos-de-entrenamiento-y-los-vecinos-por-los-ruidos-que-generan
Quién pudiera entrenar en rodillo en esa carretera...

Los rodillos de entrenamiento para ciclistas han visto multiplicado no solo sus ventas y su precio en los últimos días, como ya vimos en este artículo, también su uso de muchos aquellos que lo tenían olvidado en el trastero.

Cuando se podía salir a la calle y se podía salir a montar en bicicleta, su uso era marginal, utilizado únicamente por personas que por tiempo, o por las inclemencias meteorológicas, no podían salir a pedalear a la carretera o la montaña en sus horas libres o dedicadas al entreno.

Con el estado de alarma y la prohibición de salir a la calle a realizar deporte raro es que en una comunidad de vecinos no exista «el ciclista» o «el de la bici», y raro es también que no se haya agenciado un rodillo de entrenamiento para pasar los días moviendo un poco las piernas en casa.

El ruido que generan algunas de estas maquinas, sobre todo los de rulos y los más antiguos, puede ser a la vez que hipnotizador y motivante, bastante molesto.

¿Hace mucho ruido tu rodillo?

Si a esto le sumamos que muchos de los que se han lanzado al uso del rodillo durante la cuarentena obligada lo han hecho con la bicicleta de montaña y con ruedas con tacos, imagina el sonido que puede desprender la goma de la rueda, la presión sobre el rodillo y los watios del ciclista dándolo todo.

En este vídeo podemos ver a un vecino grabando a una ciclista que entrena además en el balcón, para que no le falte el aire, y para más «guasa», es una pareja de ciclistas. Uno entrena con el rodillo en el balcón por la mañana y otro por la tarde.

Por desgracia, a no ser que se le gaste la goma y los decibelios bajen de intensidad, tiene banda sonora para rato.