Vídeo: Las duras imágenes de Remco Evenepoel casi sin poder caminar en el Giro

2698
Video-Las-duras-imagenes-de-Remco-Evenepoel-casi-sin-poder-caminar-en-el-Giro
Remco Evenepoel entrando en el autobús del Deceunink-Quick Step a rastras y con las manos entre las piernas tras terminar la decimo sexta etapa del Giro de Italia 2021.

Día duro en la oficina ayer para Remco Evenepoel en el Giro de Italia.

Pese a que la organización decidió en último instante recortar el recorrido y quitar dos de los grandes puertos que se debían ascender, el cuerpo de Evenepoel parece que está llegando a su límite.

Hace unos días Patrick Lefevere dejaba caer que si el belga continuaba sin encontrarse bien y perdiendo tiempo en la general, optarían por retirarle de la competición para salvaguardar su físico, y puede que también su mente.

Remco Evenepoel destrozado entrando en el autobús del equipo

Pero salvo sorpresa entre hoy y mañana (hoy hay jornada de descanso), parece que Evenepoel continúa en el Giro, pues tan solo restan 5 días de competición, aunque bastantes duros con etapas de montaña y la contrarreloj final.

Ayer, en la que se suponía la etapa reina que se quedó solo en poco más de 150 kilómetros y dos ascensiones, Evenepoel se quedaba descolgado a las primeras de cambio cuando el escueto pelotón cambió de marcha.

En meta, el ciclista del Deceuninck-Quick Step, perdía más de 24 minutos sobre Egan Bernal. Una auténtica minutada que seguro le ha hundido física y mentalmente.

El vídeo que muestra el momento cuando se baja de su bicicleta de carretera Specialized tras cruzar la meta, dejaba claro que ayer sufrió más de la cuenta.

No tener piernas para rendir a un buen nivel, sumado a estar mojado durante horas, el viento, el frío y sobre todo el estado de ánimo hicieron mella en el joven corredor de tan solo 21 años de edad.

Algunas personalidades del ciclismo ya han dejado caer que no entienden como tras su grave lesión, siendo su primera gran vuelta y encontrándose en el estado que se encuentra, su equipo no decide mandarle a casa a descansar.