Vídeo: La primera bicicleta de carga fúnebre ya rueda por las calles de París

El ultimo viaje camino del cementerio, en bicicleta de carga.

583
Vídeo La primera bicicleta de carga fúnebre ya rueda por las calles de París cargo bike
Una bicicleta de carga para transportar ataúdes. Gracias al motor eléctrico y las tres ruedas, esta cargo bike sustituye a los inmersos coches fúnebres.

Las bicicletas de carga continúan su ascenso meteórico en las ciudades, y ya son utilizadas para prácticamente cualquier tarea, incluida el transporte de ataúdes o féretros, como esta cargo bike fúnebre.

El uso de las bicis de carga es bastante común en países del norte de Europa, y cada vez son más los profesionales, sea cual sea su sector, que optan por este medio de transporte ecológico (en su uso), silencioso, y que permite llegar de puerta a puerta sin los inconvenientes de coches, furgonetas o camiones.

Con ellas se puede transportar prácticamente cualquier cosa, es por ello que granes empresas, incluidas de paquetería, ya las utilizan para los repartos de última milla.

Ya hay quien incluso las utiliza para hacer mudanzas sin complejos, como este ciclista.

Las bicicletas de carga permiten incluso acoplar un remolque, con el que se puede duplicar el volumen y peso a transportar

Una de estas bicicletas de carga eléctricas especiales, y que ya rueda por países como Dinamarca o Suiza, también surca las calles de París.

Isabelle Plumereau nos muestra algunos de los detalles de esta cargo bike fúnebre.

Entre algunos de sus puntos fuertes, es que puede transportar cualquier ataúd de tamaño estándar.

En este vídeo podemos ver a la bici fúnebre rodando por las calles de París:

Gracias a su motor eléctrico, el ciclista que va a los mandos puede manejar con soltura el peso extra de todo el armazón, mas el féretro.

Gracias a no depender de un gran coche fúnebre, el trayecto hacia el cementerio, el último viaje de la persona fallecida, será ecológico, silencioso y podrá incluso ir al paso de una comitiva a pie o en bicicleta.

Sin duda alguna el uso de las bicicletas de carga en sustitución de los obsoletos coches y furgonetas, es un gran avance para cualquier ciudad.