Vídeo: Hacer la técnica «Gollum» cuando te encuentras con hielo montando en bicicleta

El hielo es el peor es uno de los peores enemigos en la calzada y la carretera, y no solo para los ciclistas.

Las bajas temperaturas que se están registrando en muchas ciudades del norte de Europa, han dejado imágenes insólitas entre los miles de personas que cada día utilizan la bicicleta para desplazarse.

Esta ves no ha sido un temporal de nieve, ni de viento, sino las heladas, sobre todo las que llegan de repente a últimas horas del día, las que han hecho que muchas personas tengan que volver literalmente a rastras a casa deslizando por el hielo.

Aunque mucha de estas ciudades están preparadas con quitanieves, superficies antideslizantes en las diferentes vías, o incluso utilizan sal para que el hielo no se forme, no siempre se puede llegar a todos los puntos.

En las zonas donde no hay edificios cercanos, como puedan ser los ríos, como veremos en el vídeo, un pequeño puente con una ligera inclinación, se convierte en toda una prueba de habilidad para llegar al otro lado, y eso que no van montados en las bicicletas.

Cuando las temperaturas se acercan a los 0º C, debemos tener mucha precaución con la bicicleta, sobre todo en zonas húmedas o sombrías

Ni la lluvia, ni el barro, ni las hojas húmedas, ni tan si quiera el aceite sobre el asfalto, es tan resbaladizo como el hielo.

Y no hay cubiertas o neumáticos de bicicleta que se adapten a las superficies heladas, salvo que pongamos clavos a las gomas.

Los accidentes están a la orden del día, y no solo los ciclistas, también peatones, patinetes eléctricos y como no, los coches.

El ciclista que utiliza la técnica Gollum, que consiste en ponerse en cuclillas e ir arrastrando la bici

El único transporte público que parece no influirle las heladas en las ciudades, quitando el metro bajo tierra, son trenes o tranvías.

Como vemos, la técnica más segura es la de hacer el Gollum y arrastras la bicicleta por el hielo.

Esta técnica también la hemos visto con algún compañero en la montaña, cuando decide bajar una cuesta demasiado empinada, y a mitad de ella decide abortar la misión.

En medio de la bajada, solo le queda poner culo a tierra y hacer el Gollum, pero arrastrando trasero y bicicleta por igual.

Navega por la nube de etiquetas o comparte el artículo con más amigos y ciclistas: