Vídeo: «Es que no podéis ir por el medio los ciclistas». Una conductora adelantando indebidamente con el móvil en la mano a una bicicleta

42
Vídeo:

El pan nuestro de cada día. En este mundo si las cosas fuesen gratis, nadie exigiría tanto. Casos como el de este ciclista urbano montando en bicicleta correctamente, el cual es adelantado indebidamente por un coche en manos de una conductora con el teléfono móvil en la mano, son el pan de cada día de muchos ciclistas en la carretera.

Me explico. Parece ser que pagar una autoescuela, un papeleo, pagar tus tasas, pagar tu carnet de conducir, tu impuesto de matriculación, tu coche, tu gasolina, tu tiempo en obtener todo eso, y un largo etcétera más, te da derecho a ser el amo y señor de la carretera. En este caso la ama.

Este tipo de «conversaciones» entre conductores y ciclistas a través de las ventanillas de los vehículos es mucho más frecuente de lo que te imaginas.

Digamos que a diario, en una ciudad como Madrid, sobrepasarían con creces los cientos (no me atrevo a decir miles, pero no creo que me quedase muy largo) de discusiones de tráfico (pincha aquí para ver algún ejemplo más) entre un usuarios de bicicletas de carretera o urbanas y conductores de coches, furgonetas, camiones, etc…

En vídeo quedan grabadas muy pocas, pero un par bastan para demostrar que hoy en día al volante hay muchas más personas que nunca debieron obtener el carnet de conducir.

Una cosa es realizar tus test en la autoescuela, pagar, y pasar un examen tipo test, y otra muy distinta que se le de dicho carnet a una persona irresponsable, irrespetuosa y sin empatía, la cual es un auténtico peligro al volante, simplemente por que paga y señala las casillas correctas en el examen.

Y no solo pasa en Madrid, ocurre en cualquier lugar, incluso en el pueblo más pequeño y recóndito de nuestra geografía, o la autopista más recta de todo España.

Y luego están los que se sacaron el carnet de conducir hace décadas, cuando ni existían las carreteras que existen hoy, ni las señales de tráfico actuales ni tampoco tenían que compartir la calzada con ciclistas, patinetes eléctricos, bicicletas de alquiler o bicicletas de carga.

¿Alguna autoridad o institución o yo que se, ha «reciclado» a estos conductores que se sacaron el carnet de conducir incluso antes de que los exámenes se realizasen en el madrileño Parque del Retiro?.

Hay tres síntomas o signos que delatan a una persona/conductor que simplemente se ha sacado su carnet de conducir por que ha pagado y se lo han dado:

  1. No comprende que cuando hay mas de un carril, ha de conducir siempre por la derecha.
  2. Que para salir de una rotonda ha de circular por el carril de fuera siempre, y poner el intermitente para salir, no para entrar.
  3. Que cree que los intermitentes no sirven para nada.

Hay más ejemplos fáciles de identificación, pero estos suelen ser comunes.

Ahora, haz la prueba la próxima vez que salgas a la carretera, ya sea al volante o al manillar, a ver cuantos de estos «conductores» ves en el trayecto que realices.

Ninguno de ellos debería tener carnet, no por despistados o por que vayan solos en la carretera y no molesten a nadie según ellos, si no por que si no respetan esas normas básicas que deberian haber aprendido y comprendido en su día, no van a respetar a un ciclista, salvo que les cueste dinero.

Y es que el dinero manda. Si se llevase un control riguroso de a qué personas se les «regala» el carnet de conducir y que personas a las que se lo «regalaron» en su día no conocen las normas de circulación o señales de tráfico básicas, me atrevo a decir que la mitad de los conductores de nuestras carreteras tendrían que ir a dedo, en transporte público o lo que es mejor, comprarse una bicicleta.

¿Qué significaría eso?

Sí, claro está, que este tipo de casos de conductores irrespetuosos que se creen los amos y señores del asfalto disminuiría al mínimo, pero también las arcas del estado, fabricantes de coches, concesionarios, talleres, gasolineras, etc etc.

ABUS Game Changer

La pasta manda, y da igual cuantos muertos haya en la carretera a diario por atropellos, ya sea a ciclistas o peatones, mientras la ruleta siga girando y generando beneficios, que mueran unos cuantos cada semana no pasa nada.