Vídeo: El timo de los timbres electrónicos para bicicletas que suenan más que un coche

Los test de estos timbres electrónicos demuestran que los anuncios alardeando de su potencia, no son ni mucho meno la realidad de como suenan.

Hoy nos ha llamado la atención un anuncio de un timbre electrónico para bicicletas que no ha aparecido en un anuncio en redes sociales.

En el vídeo que se mostraba y que puedes ver más abajo, nos ofertan un timbre eléctrico para bicicletas, consistente en una especie de altavoz con un botón para activar el mismo.

Con este botón, también podemos cambiar el tono del timbre, pasando de bocina, a timbre, alarma o sirena de ambulancia entre otros.

Pero lo que más llamaba la atención de la publicidad, engañosa en toda regla, es que los sonidos que parece que emiten estos timbres de bicis electrónicos, se parecen más a una bocina de un camión o tren, tanto en sonido como en potencia del mimo.

Con un altavoz de tan reducidas dimensiones, parece imposible que suene nunca tan fuerte o tan alto como el pito de un coche, y mucho menos como el de un camión o el de un gran tren de mercancías.

En los test, estos pequeños timbres electrónicos para bicicletas se acercan a los 100 decibelios

Si comparamos los decibelios del pito de un coche, que están limitados por ley a 105 decibelios a unos 7 metros de distancia, puede parecer que estos pequeños timbres electrónicos para bicicletas suenan igual.

Este de Glisafy, marca que lo anuncia en redes sociales con un video engañoso, no cumple las espectativas:

Pero el test que vemos en el vídeo, con una aplicación móvil, el timbre en cuestión está a escasos dos centímetros del micrófono del teléfono.

Para hacer el test real, habría que colocarlos a una distancia prudencia, como podrían ser esos 5 metros, y donde seguro el test con la App daría unos datos mucho más bajos.

Test de decibelios timbre electrónico para bicicletas:

Como vemos, con tan pequeño altavoz, y más a cierta distancia de quien queremos llamar la atención, es imposible que suene como el de un coche.

En este otro vídeo, podemos ver la prueba de un uno de estos timbre comparado con el claxon de un coche:

Pero como para cada problema hay solución, existen este otro tipo de timbres electrónicos para bicicletas.

Son mucho más voluminosos y sus baterías mucho más potentes que unas simples pilas de botón.

Eso sí, más que llamar la atención de quien pueda ponernos en peligro delante nuestra, lo que haremos será asustarles, pues en realidad parece que se te acerca un gran coche a pocos metros.

Por eso, cuando veas este tipo de anuncios, que se ven a la legua que son falsos o engañosos, realiza alguna búsqueda en internet para ver qué opinan otras personas que los han probado o como funcionan en realidad.

Este es el anuncio totalmente engañoso en cuestión:

Navega por la nube de etiquetas o comparte el artículo con más amigos y ciclistas: