Vídeo: El remolque de Rayos X de la UCI para detectar motores ocultos en las bicicletas

1182
Video-El-remolque-de-Rayos-X-de-la-UCI-para-detectar-motores-ocultos-en-las-bicicletas
La UCI utiliza diversos métodos para intentar controlar el dopaje mecánico y los motores ocultos en las bicicletas de carretera de competición.

La Unión Ciclista Internacional lleva ya varios años probando diferentes métodos para detectar posibles motores eléctricos ocultos en las bicicletas de carretera de los ciclistas profesionales.

No solo existen innumerables sospechas de que se han estado utilizando durante años en diferentes competiciones, en alguna ocasión han llegado a coger y sancionar al tramposo.

Uno de los casos más sonados fue el de la ciclista profesional belga especializada en ciclocrós Femke Van den Driessche.

La UCI detectó un motor oculto en el cuadro de su bicicleta tras la disputa del Campeonato del Mundo de Ciclocross en Heusden-Zolder.

Tras varios meses de investigaciones y alegaciones, finalmente fue sancionada con seis años de inhabilitación a la vez que anunciaba la retirada por completo de la competición.

Motores ocultos en bicicletas en pruebas ciclistas amateur

En Francia, la Agencia Francesa para la lucha contra el dopaje (AFLD) inició una investigación tras las sospechas de que un ciclista amateur estaba obteniendo resultados demasiado «buenos» en las últimas competiciones.

Estas llevaron a una persecución del mismo tras intentar escapar de las autoridades francesas en una prueba.

En Francia, el fraude deportivo está considerado como delito, por lo que fue detenido y se investigó en qué pruebas había utilizado un motor oculto en su bicicleta.

Tras ser juzgado, el ciclista de 43 años de edad se declaró culpable.

Tablet con sensores de temperatura y remolques con rayos X

La UCI realiza controles rutinarios, tanto a los primeros clasificados de las diferentes competiciones, como por orden aleatorio y sin importar los resultados conseguidos.

Estos no solo se basan en controles de orina y sangre para detectar sustancias dopantes.

Desde hace varios años la Unión Ciclista Internacional está intentando mejorar los sistemas para detectar también el dopaje mecánico.

La UCI tiene cuatro métodos para detectar motores ocultos en las bicicletas:

  • Rayos X
  • Ultrasonidos
  • Temperatura
  • Magnéticos

Desde ordenadores portátiles y tablets con diferentes sensores de temperatura y ultrasonidos, hasta verdaderos laboratorios de rayos X sobre ruedas como el que puedes ver en el vídeo más abajo.

Según afirman los responsables de la UCI, es prácticamente imposible ocultar un motor en una bicicleta de carretera sin que los métodos con los que cuentan en la actualidad lo detecten.

En este otro vídeo podemos ver los diferentes medios utilizados para evitar el dopaje mecánico en competición.