Vídeo: ¿El médico del Giro de Italia pasando «droja» a Valerio Conti?

¿Porqué ocultar algo que se supone que es legal?

590
Video-El-medico-del-Giro-de-Italia-pasando-droja-a-Valerio-Conti
Valerio Conti recibiendo y ocultando algo que el médico de carrera del Giro de Italia le entrega durante la quinta etapa.

Que los deportistas de alto nivel, y en especial los ciclistas, pueden desarrollar la enfermedad del asma con el tiempo tras los grandes esfuerzos a los que se ven sometidos, algunas veces con temperaturas gélidas o en ambientes «poco saludables», es conocido y confirmado por muchos especialistas.

También es conocido el uso del famoso Ventolín o Salbutamol, un medicamento utilizado para dilatar los bronquios en caso de ataque de asma o al padecer un broncoespasmo durante la actividad física (los músculos de los bronquios se contraen y los bronquios se estrechan).

Bajo prescripción médica, documento que curiosamente la gran mayoría de ciclistas profesionales poseen al haber sido diagnosticados con asma, ya sea porque han arrastrado la enfermedad desde que eran pequeños, o esta ha sido causada como digo por los esfuerzos sobre la bicicleta, el Salbutamol es legal siempre que no se sobrepasen los límites permitidos.

En el ciclismo profesional, los límites del salbutamol son de 1.600 microgramos por 24 horas o 800 microgramos cada 12 horas. Todo lo que supere esta cifra se consideraría positivo.

Hablando en el idioma que todos entendamos, si cada inhalación de Ventolín son unos 100 microgramos de salbutamol, el máximo permitido en 24 horas sería de 16 inhalaciones, o de 8 en 12 horas.

El Ventolín o Salbutamol es legal en el ciclismo, y muchos ciclistas lo utilizan en competición

Bien, ahora que ya conoces para qué sirve el Ventolín y cuales son los límites permitidos del salbutamol, hoy, durante la quinta etapa del Giro de Italia 2020, hemos asistido a un digámoslo suave, espectáculo bochornoso.

¿Si algo es legal, porqué se intenta ocultar?

El ciclista del UAE Team Emirates, Valerio Conti, se ha acercado al coche del médico de carrera, le ha pedido algo y este se lo ha dado. Hasta ahí todo más o menos bien.

Cuando Conti se ha dado cuenta de que tenía una cámara de televisión apuntándole directamente a pocos metros, ha tratado de ocultar detrás de su pierna derecha el objeto que el médico le acababa de entregar, que sin estar al 100% seguros, era un inhalador idéntico al del Ventolín.

Valerio Conti, con el objeto en su mano y tras su cuerpo, se ha soltado de manos y ha hecho aspavientos al cámara de la motocicleta para que se fuese «a tomar por culo» a grabar a otro lado.

Ya son dos cosas bastante turbias. Una esconder el objeto, otra decir al cámara que no grabe.

Pero hay bastante más. El médico de carrera, que como dicen por ahí, parecía un cura en un confesionario, «ha dado el pésame» y se ha ocultado entre las sombras del interior del coche.

Conti se ha guardado el objeto con cara de pocos amigos.

En la retransmisión de Eurosport, Alberto Contador y Javier Ares han presenciado la escena en directo mientras hablaban de Conti.

Al ver lo sucedido, el único comentario que se ha escuchado al respecto a sido una risita irónica de uno de los dos a modo de, «míralo que pillín«.

Si algo es legal, la actitud de Valerio Conti, la del médico y la risita de Contador dan a entender a todos que el uso del Salbutamol no se utiliza en el ciclismo para una crisis asmáticas o broncoespasmo, sino para lo que todos suponemos, que es mejorar el rendimiento en competición.

O lo que es peor, que están ocultando algo ilegal, como si estuviese comprando»droja».

Pero a lo mejor soy un mal pensado o he visto mal y lo que le ha entregado el médico eran unos caramelos para la tos.

No son pocos los que han dado positivo por el abuso del Salbutamol, uno de los más sonados fue el de Chris Froome, que pese a dar valores superiores a los permitidos, nunca fue sancionado.