Vídeo: Egan Bernal ya pedalea en bicicleta al ritmo de Bad Bunny e incluso juega al fútbol

Muchos siguen pensando que no es posible que Egan Bernal se esté recuperando tan rápido de sus graves lesiones...

236
Video-Egan-Bernal-ya-pedalea-en-bicicleta-al-ritmo-de-Bad-Bunny-e-incluso-juega-al-futbol
Egan Bernal sigue avanzando hacia su recuperación total tras su accidente. Ya le hemos podido ver jugando con un balón de fútbol e incluso pedaleando sobre una bicicleta estática.

El ciclista colombiano Egan Bernal continúa con su recuperación tras su grave accidente, y parece que las cosas van viento en popa para el del Ineos.

Si en menos de tres semanas ya se encontraba caminando por su propio pie en su domicilio, los avances de Egan Bernal ahora ya van encaminados a volver a subirse en una bicicleta de carretera.

Cada día, el ciclista del Ineos Grenadier y su familia nos deleitan con alguna foto o vídeo a través de las redes sociales.

Muchos no ven con buenos ojos estas acciones, pero a día de hoy, el uso de las redes para publicar cualquier cosa está más que extendido y no es muy común.

Algunos aficionados creen que a este ritmo de recuperación estará listo para el Tour de Francia 2022

Lo que no es común es ver en menos de un mes a una persona, aunque sea un deportista profesional, y que ha sufrido graves lesiones, volver a pedalear e incluso «jugar» al futbol.

En su cuenta de Instagram, Egan Bernal compartió hace un par de días unas «stories», donde se le podía ver chutando una balón de fútbol.

Aunque se le ve muy delgado y debilitado, parece encontrarse con bastante ánimo.

Egan Bernal pedaleando en bicicleta al ritmo de Bad Bunny

Solo un día antes, le veíamos sin camiseta en su domicilio subido a una bicicleta estática.

Bernal volvía a pedalear sobre una bici en menos de cuatro semanas desde su accidente.

Otra de las curiosidades es la música que escucha Egan Bernal.

Mientras pedaleaba sentado sobre la bicicleta estática, el colombiano de 25 años de edad escuchaba la canción «Antes que se acabe» del puertorriqueño Bad Bunny.

Su perro parece mirarle asombrado…