Vídeo: Discusión por un coche mal aparcado sobre una vía ciclista

1383
Vídeo-Discusión-por-un-coche-mal-aparcado-sobre-una-vía-ciclista
Momento de la discusión por aparcar mal sobre un carril bici.

Que las bicicletas y los ciclistas molestan a cierto grupo de la sociedad, es una realidad nos guste o no.

Y no solo a los conductores. Ese «odio al ciclista» se extiende mucho más allá del tráfico motorizado. Aunque cada vez son más a los que «molestamos», esto refleja algo «bueno», y es que cada vez hay más bicicletas en las calles.

Puede resultar contradictorio que cada vez exista más odio al ciclista pero a su vez cada vez haya mucha mas gente que vea la bicicleta como la solución a muchos de los problemas de movilidad y convivencia urbana.

Es un paso o mal trago que habrá que pasar hasta que la balanza se gire a nuestro favor, y los medios de comunicación, las empresas y la gran mayoría de la sociedad vean que el coche está muerto dentro de las grandes ciudades.

Pero una cosa no quita la otra, hay maneras de enfrentarse a ese odio, y lo que ocurre en el vídeo que tienes más abajo no es la mejor a elegir.

Una cosa es ir grabando lo que ocurre con tu bicicleta por seguridad con una cámara colocada en nuestra máquina o en el casco, o denunciar algo grabándolo o haciendo una foto con nuestro teléfono móvil para tener «la prueba» del delito, y otra bien distinta es tocar las narices cuando alguien hace algo mal.

Si como en este caso te encuentras un coche mal aparcado en un carril bici o vía ciclista, tienes varias opciones, una grabarlo o echar una foto donde se vea la matrícula.

Otra, si el conductor está en el coche o en el lugar, comunicarle que no está bien aparcar ahí y esperar que lo comprenda.

Si la cosa se tuerce y te topas con el típico que aún sabiendo que no tiene razón ni derecho de estacionar ahí, lo mejor es dejar el lugar y llamar a la policía.

Lo que no se puede hacer es móvil en mano, como si de un reportero tocapelotas de televisión de pago se tratase, ponerse a grabar y provocar al conductor.

Lo mínimo que te puede ocurrir es que te den una colleja, o tres como en este caso, por que en otras ocasiones, y por menos, la cosa se pone bastante más fea.

Hay que tener sentido común, y ante cualquier duda, la policía está para resolver estas situaciones, no nosotros.