Vídeo: Así es la bici eléctrica recargable con paneles solares de Ikea

Las bicicletas con paneles solares son una realidad, aunque en muchos casos, el tamaño de estos hace que se necesite una zona de carga bastante amplia como la de esta e-cargo bike de Ikea.

Ikea ha comenzado a utilizar bicicletas de carga recargables con paneles solares para realizar los repartos de sus compras a domicilio.

El proyecto que comenzó con la tienda Ikea de Delft, en los Países Bajos, ha comenzado a expandirse por otras tiendas de todo el mundo de la empresa sueca.

La ebike en cuestión, denominada Sunrider, es una bicicletas de carga con asistencia en el pedaleo, cuya batería se puede recargar al 100% mediante energía solar y a través de los paneles solares que incorpora en el cajón situado tras el sillín del ciclista.

Hace ya algunos años que los suecos expertos en amueblar nuestras casas, comenzaron a utilizar camiones y furgonetas eléctricas.

Pero en muchos de los casos, estos voluminosos vehículos motorizados, no son todo lo eficientes que se espera de ellos.

Tienen dificultades para aparcar cerca del destino, con los problemas que ello acarrea de cargar bultos algunas veces bastante grandes y pesados.

Pierden mucho tiempo en atascos o buscar los mencionados aparcamientos. Consumen mucho para lo que transportan.

Y un sin fin de problemas que se solucionan de un plumazo con una bicicleta de carga.

Con la bicicleta de carga eléctrica recargable con paneles solares de Ikea, se pueden transportar el 90% de sus productos

Los repartos de última milla son las especialidad de las bicicletas de carga.

Cuando estas son eléctricas, como en el acaso de la ebike de Ikea, las distancias a las que pueden llegar y las horas que pueden funcionar se amplían, más si cabe si la bicicleta se recarga sola sin necesidad de enchufarla a la corriente.

La zona de carga tiene varios paneles solares de gran tamaño, capaces de recargar en todo momento la batería de la bici.

Si no hay suficiente energía procedente del sol, la batería en cuestión tiene una autonomía de 100 kilómetros.

Imagina la de repartos que se pueden hacer de última milla con eso.

En total, la e-cargo bike de Ikea puede transportar hasta 150 kg

Los estudios de Ikea, bastante concienciado con el medio ambiente y la sostenibilidad, afirman que sus nuevas bicicletas eléctricas de carga, son emiten un 98% menos de emisiones que cualquier furgoneta moderna diésel.

Los planes de Ikea es que todas sus franquicias vayan adquiriendo este tipo de vehículos para los repartos, tanto de compras online como en sus tiendas físicas.

En este vídeo podemos ver la ebike de carga de Ikea en acción:

Las bicicletas de carga tienen posibilidades infinitas para muchos comercios y empresas, y más si se recargan con paneles solares como esta de Ikea.

Navega por la nube de etiquetas o comparte el artículo con más amigos y ciclistas: