¿Veremos un Tour de Francia de ciclistas con mascarillas?

321
Veremos-un-Tour-de-Francia-de-ciclistas-con-mascarillas-fpp3
Mascarilla ciclista anti-polvo

A estas alturas de la película ya todo el mundo sabe quien es el asesino. Ahora el problema al que nos encontramos la gran mayoría de actores de esta película de terror, es cuándo van a conseguir detenerlo.

El miedo de muchas personas no reside en cruzarse con él, pues tarde o temprano esto tendrá que suceder, sino más bien a cuándo van a poder controlarlo para que no siga atacando a este ritmo frenético.

Esta incertidumbre es la que esta viviendo medio mundo, y entre ellos, los ciclistas profesionales.

Muchos nunca han estado más de dos o tres semanas sin salir a pedalear por la carretera desde que comenzaron con esto de la bicicleta. Otros sí por parones obligados de lesiones u otras enfermedades.

Pero el problema o la solución no es el estar subido en el rodillo una semana, dos o tres meses, el problema es que no hay objetivo a la vista ni una fecha clara para nada, ni tan si quiera para el gran Tour de Francia.

Y de aquí viene esa angustia que está sufriendo el pelotón nacional, y medio mundo. Qué si, que lo estamos sufriendo todos, y algunos en mayor medida que otros, con la infinidad de fallecidos que se están registrando y la cantidad de personas que se van a quedar sin trabajo.

Pero ahora estamos centrados en en hablar de ciclistas y aquellas competiciones que aún no se han caído del calendario, como El Tour.

Otra de ellas es la Vuelta Ciclista a España, quien mantiene su fecha de inicio para el 14 de Agosto de 2020, en ¿Holanda?. ¡Qué disparate este!

Recuerda que nosotros aún la seguimos llamando «a España» pero ni la organización ni el recorrido es precisamente por nuestro país.

Dejando esto a un lado, la organización aún tiene esperanzas no solo de que La Vuelta no se tenga que aplazar, sino que el Tour de Francia también mantenga su programa inicial.

Algunos opinan que sin público, dejará de ser ciclismo

Este debería comenzar el 27 de Junio 2020 en la ciudad de Niza y terminar en las calles de París el 19 de Julio de 2020.

Francia ahora mismo tiene más o menos la mitad de contagios/muertes que España, con una diferencia, allí los contagios masivos han comenzado algo más tarde y su población es bastante mayor en número.

Como decimos, es la incertidumbre de que va a pasar de aquí a unas semanas, puede que meses. Más o menos se intuye, pero algunos parece que no lo ven tan negro.

La idea de la organización del Tour de Francia así como de la propia ministra de deportes francesa Roxana Maracineanu, es de seguir con el plan inicial.

Si este se ve afectado por las restricciones que puedan existir dentro de un par de meses, se baraja la idea de hacerlo a puertas cerradas, es decir, sin salidas, llegadas ni recorridos con personas gritando o aplaudiendo.

Algunos dicen que si eso sucede, dejará de ser ciclismo

Pero todos sabemos que aquí no se organizan carreras por afición, sino por dinero. Los organizadores de una gran Vuelta saben que sus ingresos principales vienen por los derechos televisivos y sus patrocinadores.

Por lo que a ellos poco les importa a la hora de decidir si hay o no hay público, mientras las cuentas al llegar a París más o menos salgan.

¿Pero y qué pasa con los ciclistas, prensa, personal de carrera, etc?

Si nosotros vamos a tener que ir a lugares públicos o concurridos con guantes y mascarillas, ¿qué harán los 180 corredores profesionales que tomarán la salida en Niza?.

Basta con que uno tenga el virus o lo coja en la infinidad de ciudades, pueblos, hoteles, supermercados, por los que pasarán, para que poco a poco, y durante tres semanas se vaya infectando todo el mundo. Entonces sí que sería un caos y no solo económico.

Luego está toda la retaila de mecánicos, conductores, masajistas, personal de la prueba, medios de comunicación, etc etc etc. No sabríamos decir la cantidad de personas que se puede mover incluso limitándolas al máximo, pero no es poca gente.

Los primeros días de aquí a unas semanas, cuando se comience a levantar la orden que prohíbe salir a la calle o abrir cualquier tipo de establecimiento o empresa, veremos como nos desenvolvemos en el «mundo irreal» todos los ciudadanos, y en especial los ciclistas profesionales, organizadores e instituciones públicas.

Entonces, y solo entonces, podrán ver en realidad, y no precisamente la realidad en la que nos encontramos ahora mismo, sino la que nos vamos a tener que encontrar forzosamente en un futuro muy cercano.

Y por fin, podremos ver todos, quien es el asesino real de esta película.