Pulsa «Intro» para saltar al contenido

VeloVetta Monarch, las zapatillas Aero con alerones que la UCI no puede prohibir

VeloVetta ha aprovechado el alerón de sus nuevas zapatillas Monarch para colocar el cierre de las mismas, dejando libre toda la parte frontal.

En una lucha continua por ganar segundos al crono y evitar las estrictas normativas de la UCI, llegan las zapatillas ciclistas Aero con «alerones», VeloVetta Monarch.

A diferencias de otros intentos de diferentes fabricantes, las nuevas zapatillas Aero VeloVetta Monarch cuentan en su parte trasera con una especie de alerón, capaz, junto a otros elementos, de ahorrar hasta 32 segundos en una contrarreloj de 40 kilómetros.

Además, la empresa afincada en Boulder, Colorado, y especializada en zapatillas aerodinámicas para triatlón, asegura que las Monarch son las primeras zapatillas para ciclismo en utilizar Modelado CFD.

El Modelado CFD se basa en programas informáticos capaces de simular los famosos túneles del viento, para así poder probar infinidad de variantes de los productos Aero sin necesidad de recurrir a dichos túneles.

Como habrás podido ver en la foto, la parte trasera de la zapatilla VeloVetta Monarch cuenta con una especie de extensión, a modo de alerón de de avión. Es aquí donde reside gran parte de la ganancia frente a otras zapatillas Aero para ciclismo.

La UCI establece en su normativa, que las zapatillas de los ciclistas no pueden contar con elementos no esenciales en puntera o talón, así como modificación alguna

Las zapatillas VeloVetta Monarch no incumplen, a priori, la normativa de la Unión Ciclista Internacional, ya que no han sido modificadas, y no cuentan con elementos añadidos, sino que son de una sola pieza.

La suela de carbono que va unida a una pieza que cubre toda la mitad trasera de la zapatilla, y forma parte del cuerpo de la misma, no siendo un añadido extra.

VeloVetta ha medido sus zapatillas Monarch en el túnel del viento frente a las Bontrager Balista, las Shimano TR-9 y las Specialized S-Works 7

Además, se han eliminado cordones y cierres BOA de toda la parte frontal, colocando el cierre justo en la parte trasera del talón mediante una rueda dentada y sobre el «alerón», lo que hace que este sea imprescindible.

Disponibles en blanco o negro, para calas de tres tornillos, y en tallas del número 38 al 47, el precio de estas zapatillas Aero con alerón que la UCI no puede prohibir, es de 380 euros.