Una pelea de patentes que termina con trabajos para la comunidad ciclista y sus senderos

229
Una-pelea-de-patentes-que-termina-con-trabajos-para-la-comunidad-ciclista-y-sus-senderos
La disputa entre las marcas de bicicletas Orbea y Canyon termina con un beneficio para toda la comunidad ciclista.

Las guerras y peleas de patentes no son ajenas al mundo del ciclismo, pero muy raras ocasiones, terminan con un beneficio para todos los ciclistas, en este caso, de los senderos por los que montan en bicicleta.

Desde patentes las cuales ni si quiera aún se han desarrollado prototipos físicos, a otras, que ya con el producto incluso vendido, salen a la palestra con grandes quebraderos de cabeza para las marcas y sus abogados.

Algo tan simple como el guiado de uno cables está patentado, y colocarlos exactamente (o muy parecido), puede resultar en una denuncia por utilizar una patente sin permiso.

Una disputa entre Canyon y Orbea que termina con trabajos para la comunidad ciclista y sus senderos

Una patente de un mejor guiado del cable de bloqueo del amortiguador trasero de algunas bicicletas de montaña de Orbea, como la Oiz, y que ha sido utilizado por la marca alemana Canyon, terminó en disputa por la misma.

El sistema diseñado por Orbea mejoraba tanto el diseño, ocultando los cables, como la limpieza del sistema, quedando oculto al barro y la suciedad.

Tras analizar el caso, Orbea y Canyon parecen haber llegado a un pequeño acuerdo económico.

El dinero que Orbea reciba por la licencia de su patente para ser utilizada por Canyon, irá a parar a un proyecto de creación y mantenimiento de los senderos de montaña.

Desde hace tiempo, como otras marcas llevan años haciendo, Orbea tienen en marcha un proyecto para mejorar la red de senderos utilizadas por los ciclistas de montaña y su bicicletas.